DestacadosRecapitulamos (Series)Series

‘Pulseras rojas’ y el arte de asimilar la realidad

Pulseras rojas
0

¿Qué pasa en ‘Pulseras rojas’ – 1×10 ‘Dividir la vida para que se multiplique’?

El fallecimiento de Ignasi (Mikel Iglesias) durante la operación a corazón abierto ha hecho que el equipo médico y la vida del hospital recibiesen un duro golpe. A lo largo del episodio los chicos que forman el grupo de los ‘Pulseras rojas’ asimilan el cambio y la pérdida de un ser querido para ellos. La formación tendrá que apoyarse en un momento en el que todos parecen ir por libre cuando más se necesitan.

Dirigido por Pau Freixas.


Este décimo episodio de ‘Pulseras rojas’ se puede considerar como uno de los más importantes de la ficción de Pau Freixas y Albert Espinosa para TV3. Hay aspectos y situaciones que se viven a diario que nunca quieres asimilar. La muerte nos acompaña, pero no queremos aceptarlo en un momento en el que el shock es inevitable. Los protagonistas se ven obligados a madurar a marchas forzadas en un recorrido personal.

De este tipo de episodios se suelen sacar muchas conclusiones tanto personales como grupales, siendo la experiencia humana el pilar fundamental en cada una de ellas. La naturalización de la muerte es un problema social, se es consciente de que existe y que cada uno tenemos un destino marcado, pero no se quiere asimilar el momento en el que otra persona se marcha. EnDividir la vida para que se multipliquenos acercan a un proceso vital y especial donde el ser humano se autoanaliza y saca sus primeras conclusiones pese a no saber qué sucede en un entorno hostil de cambio constante.

Un hospital que cambia vidas

La vida en un hospital pasa lentamente y las horas se convierten en días. Los pacientes tienen tiempo suficiente para reflexionar sobre historia vital, lo que han hecho y lo que quiere hacer cuando salgan. Eso fue lo que pasó con Ignasi (Mikel Iglesias). A lo largo de la serie vemos a un personaje que se va dulcificando a medida que avanzan los capítulos sin perder su esencia. El hecho de encontrarse solo encerrado entre cuatro paredes sin contacto con el exterior y alejado de quien él creía que eran sus amigos le permitió ver quién era en realidad.



Ignasi conoció la amistad verdadera en un hospital donde todos luchaban por salir adelante en su guerra interna y personal. El ego se transformó por completo y nos encontramos con un chico que interioriza mucho todo lo que sucede y que no se atreve a decir lo que siente por miedo a hacer daño y hacer sufrir a los demás. Ese fue el motivo por el que no avisó a los ‘Pulseras rojas’ de que le iban a operar y lo escondió todo en una falsa resonancia.

Aceptando el golpe

La pérdida de un ser querido afecta y más cuando sucede en esas circunstancias. Una de las personas que más lo sintió fue Lourdes (Eva de Luis), que vio cómo su hijastro le acabó aceptando tras permanecer en el hospital. La clave se encuentra en la conversación que mantiene Lourdes y Toni (Marc Balaguer) en la puerta del ascensor. Toni mantuvo una conversación con Ignasi (Mikel Iglesias) mientras él estaba en la piscina con Roc (Nil Cardoner), el cual aceptaba a Lourdes como su madre, algo que nunca antes había hecho.

Ignasi no solo había dejado un mensaje para Lourdes, también lo hizo para cada miembro del grupo, ese grupo que le había devuelto la confianza y en el que no tenía que esconderse en una fachada de egolatría, que le aceptaba como era y le quería. Ese es el elemento exacto que necesitaban desde el grupo para acabar de aceptarlo, de asimilar que les podía llegar a cualquiera de ellos y que sobre todo, deberían permanecer más unidos que nunca para hacer frente a la adversidad.

La despedida es un nuevo comienzo

Los ‘Pulseras rojas’ tenían una última misión para acabar de despedirse de Ignasi. Lleó (Alex Monner) decidía que era oportuno ir a la morgue del hospital para acabar de decirle adiós a su amigo. Lo hacía porque era consciente de que dar el último adiós era cumplir un ciclo y asegurarse de que todo estaba bien. La muerte llega tarde o temprano, pero es necesario llorarle al fallecido y poder verle por última vez para seguir adelante.

Una de las mejores escenas de este capítulo fue la conversación que mantuvo Lleó con el señor Benito (Andreu Benito), que era el como un padre para Lleó y quería aprovechar al máximo cualquier instante siempre que la enfermedad de Alzheimer que le habían diagnosticado se lo permitiera. En ese diálogo Benito le hace ver a Lleó que las personas siempre se quedan de algún modo en su vida y que hay que vivir la vida del otro para ser completamente feliz y ser consciente de que esa persona sigue viva en nuestro interior.



Inspirado en el capítulo ‘De donde nacen las 4,7 vidasdel libro ‘El mundo amarillo‘ de Albert Espinosa, nos muestra esa realidad que no queremos aceptar. Por nuestras vidas pasan muchas personas, pero pocas se quedan y te marcan el camino a seguir. Es por ellas por las que tenemos que seguir luchando y viviendo pese a que ya no estén entre nosotros, porque en el fondo ese sería su último deseo y voluntad.

Sin parches

Vivimos en una sociedad en la que se suele tapar lo negativo con otros elementos y no se afronta la situación desde cero. Tenemos miedo a lo negativo y eso solo supone seguir anclados en una realidad. En el capítulo el equipo médico avanza el alta de Jordi (Igor  Szpakowsi) alegando que ya está casi curado de su enfermedad y de la operación, pero en el fondo terminan admitiendo que todo está promovido con una clara intención de alejar al paciente de un entorno hostil en el que no terminan de aceptar la pérdida de Ignasi.



Finalmente, Jordi es consciente que el sentimiento que tenía desde el inicio era cierto. Eso hizo que se quedase en el hospital en una decisión extrema. Él sabía que todo lo que había avanzado en ese recinto hospitalario era en gran parte gracias a su entorno y a sus amigos, y ahora los necesitaba más que nunca. Juntos superarían está pérdida irreparable, pero que en el fondo les uniría más que nunca.

Este es el trailer de ‘Madre solo hay dos’

Previous article

Pablo López presenta ‘Unikornio. Once millones de versos después de ti’ en ‘Sesiones Movistar+’

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up