DestacadosLiteraturaReseñas

Reseña de ‘Tienes una cita’, de Sylvia Herrero

0

· FICHA ·
Título: ‘Tienes una cita’
Autora: Sylvia Herrero
Editorial: Editorial Planeta
Fecha de publicación: julio de 2020
Sinopsis: ¿Qué harías si te dijeran que el protagonista de tu serie favorita te está esperando en un restaurante de moda? La periodista Sofía Belsué no podría haber imaginado todo lo que iba a desencadenar una prometedora cita con el protagonista de su serie favorita, el actor Paul Frost. Tiene claro que él es un personaje famoso y ella una periodista más en su vida, que la chispa que ha surgido entre ambos no puede durar, pero cómo contener el torrente de deseo que se ha desbordado tras solo una noche.

En este libro encontrarás: la que quizá sea la mayor fantasía del mundo contemporáneo, es decir: persona corriente conoce a persona famosa y se enamoran; también un pueblo de ensueño al que apetece regresar, y una lectura muy fácil

En todas las ocasiones en las que he tenido oportunidad de hablar de ‘Notting Hill’ (1999), he dejado claro que es con mucho mi tipo de fantasía favorita. Y generalmente disfruto de las historias así. Historias en las que dos personas se conocen y aun estando en situaciones diferentes, con circunstancias diferentes, casi parece por momentos que en mundos diferentes, se enamoran. En ‘Tienes una cita’ tenemos una historia de amor que sigue estas reglas. Una periodista anónima se encuentra con un actor conocido mundialmente, y se enamoran.

Así que este libro escrito por Sylvia Herrero, el tercero de la trilogía que planea sobre Santa Manuela, parecía hecho para mí. No puedo decir que no haya disfrutado de su lectura, que he terminado en apenas cuatro días porque es tremendamente fácil de leer, pero sí he encontrado problemas. Varios problemas.


Tienes una cita - Sylvia Herrero

Algunas consideraciones generales

Sofía Belsué trabaja en el dominical de uno de los periódicos más importantes de España. Por ello, tiene que cubrir parte de la visita de Paul Frost al país. Paul Frost, gracias a una serie de éxito internacional, se ha convertido en uno de los actores más populares, más deseados, de todo el mundo. Sofía acude nerviosa a la cita, y se encuentra a un Paul cercano, agradable y divertido, con el que conecta en seguida. También él siente que han conectado, y ambos se dejan llevar. No es una sorpresa que terminen en su hotel, viviendo una noche que va más allá de la pasión. Y que ninguno puede, en adelante, olvidar.

‘Tienes una cita’, narrado en tercera persona en una serie de capítulos no excesivamente largos, va directo al grano. Todo empieza muy rápido, y esto puede jugar una mala pasada: si bien el ritmo de la escritura nos hace tomarnos su lectura con la rapidez de quien no puede dejar de leer, también puede provocar que nos obliguen a estar dentro de esta historia antes de haber conectado tanto con la propuesta como con sus personajes. La parte positiva es que Sylvia Herrero escribe para que no perdamos el hilo. Para que siempre sea fácil leer la siguiente frase, el siguiente capítulo. La parte negativa es el aspecto negativo que le he encontrado al libro en general: nunca he terminado de entrar en esta historia.

Algunos detalles concretos

Insisto: es de lectura fácil, es ágil, es rápido y siempre están pasando cosas. Pero muchas de estas cosas son un cliché, y otras muchas las he sentido antinaturales. Algunas no me han interesado. Por ejemplo: todo lo que tiene que ver con la campaña política que tiene que cubrir Sofía, que en el balance final de la historia no tiene demasiado peso, pero a la que dedicamos muchas, muchas, muchas páginas. Añade una falsa emoción a la historia de amor; falsa, porque el lector es consciente en todo momento de lo que va a suceder.

Y nunca termina de profundizar en ello. Se mete en política, pero no quiere mojarse. No pone nombre a las ideologías, ni nos habla de las diferencias entre Sofía y el candidato muy atractivo con el que tiene contacto, así que no podemos comprender del todo qué está pasando ahí. No podemos empatizar, ni podemos ponernos en el lugar de nadie, ni podemos, tampoco, entrar en esa campaña frenética que resulta bastante vacía, como los diálogos, que de nuevo entran en política pero sin entrar verdaderamente.

Y la ausencia del personaje de Frost durante muchas páginas juega también muy en contra de la historia. Hace un tiempo, hablaba de que en ‘Cada seis meses‘, de Clara Duarte, una de las protagonistas desaparece durante, precisamente, seis meses. Su ausencia se siente, porque la protagonista que queda nos explica todo lo que está sucediendo en su interior y las muchas maneras en las que siente esa ausencia. Lo hace después de habernos mostrado, además, cómo era todo mientras ella estaba. Lamentas su ausencia, pero sólo desde un punto de vista emocional, porque sigues disfrutando de la lectura.

En ‘Tienes una cita’ la he lamentado desde otro punto de vista. Desde el punto de vista de quien tiene que decir adiós a un personaje con el que no ha terminado de conectar, porque acaba de conocerlo y porque no ha visto todavía un rasgo distintivo. Debemos, entonces, pasar a otro tipo de historia, que no nos dice demasiado de ese personaje que se fue ni de la relación que ha dejado atrás. Después volvemos a su encuentro, pero nos hemos perdido en la historia anterior, y entonces vuelve a ser difícil conectar. Resulta todo bastante frío. Y en un momento determinado he pensado que me interesaba bastante más lo que sucedía con Alicia y Fran, personajes secundarios aquí, que lo que iba a suceder con Sofía, Frost y Beltrán.

Y algunos detalles aún más concretos ni siquiera me han gustado, sin “peros” positivos. Algunos personajes son frívolos y manipuladores, y la manera en la que en ocasiones se habla de la figura de la mujer (por el tamaño de sus pechos, por la necesidad de estar con alguien o por la mirada a otras mujeres) me ha resultado pelín desagradable. Siempre desde un tono de broma, desde luego, pero simplemente, y esto es una apreciación completamente subjetiva, no me apetece leer bromas así.

Sobre las emociones

Con ‘Tienes una cita’ me ha pasado lo que tantas veces me pasa. Siento que tengo que creerme las emociones y los sentimientos de los que me está hablando sin que me hayan sido mostrados de verdad. Sofía y Paul se conocen y tienen una conexión, y de hecho los primeros compases son bastante reales, pero después nunca termino de ver esta conexión. Sus conversaciones no tienen demasiada chispa, ni demasiada gracia. Sus personalidades no tienen ningún rasgo distintivo, así que tampoco lo tienen sus voces. Nunca termino de diferenciar lo que les sucede de lo que ya he leído otras veces.

Vuelvo a decirlo: esto no significa que no sea fácil de leer, porque lo es, pero no me ha dicho nada mucho más allá. No me ha emocionado en ningún momento, no he empatizado en ningún momento. Supongo que, al final, todo puede resumirse de una manera: me hubiera gustado que profundizara más en esa historia de amor que tanto suele gustarme. En sus personajes protagonistas, en construir una relación con los tiempos de la vida real.

Y no me refiero a que deben transcurrir meses antes de sentir algo, porque no es así, pero si la chispa se enciende en cinco días, entonces necesito leer cómo se sienten los protagonistas. Necesito verlo, verlo de verdad. Divagar en torno a ello. Meterme en sus pensamientos. Colarme en sus emociones, que me las describan, que pueda entretenerme en ellas, en palabras bonitas y reales y concretas. No me vale con un par de afirmaciones, pero supongo que esto también es algo subjetivo. No suelo creerme las cosas sólo porque me digan que así es, necesito que me cuenten, que me muestren, cómo y por qué está siendo así.

¿A quién puede gustar ‘Tienes una cita’?

‘Tienes una cita’ es un libro fresco y fácil de leer, que además parte de una historia que suele gustar, así que puede gustar a quien quiera leer algo así. A mí me ha resultado entretenido, no lo he sentido pesado en ningún momento, mi problema ha sido precisamente que siento que se ha quedado en la superficie. Puede ser algo subjetivo, y creo que habrá quien pueda disfrutarlo; a pesar de esto, y también por esto mismo.

Sobre 5...

2.5

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Amazon Prime estrenará ‘Fernando’ el 25 de septiembre

Previous article

El vigorizante humor de Antílopez triunfa una vez más en su visita a Almería

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up