Con una carrera que llega a los 13 años de esfuerzo constante, The Maine ha logrado construir una comunidad y una larga lista de trabajos que le permiten girar por todo el mundo ofreciendo un espectáculo próximo e íntimo a sus fieles seguidores en salas con un aforo bastante limitado que facilita la conexión con su público y que permite las interacciones cercanas.

Gracias al talento compositivo y todo lo que trasmiten los componentes de la banda, han conseguido una relación única con sus seguidores, que se ha demostrado de nuevo en su concierto de Barcelona. El espectáculo, cargado de talento y emoción, ha sido acompañado en todo momento de conversaciones e interacciones de la banda con su público; haciendo del concierto una experiencia divertida, llena de humor, conexión, aceptación y, también, haciendo hincapié en sentirse arropado en momentos difíciles. Es tan especial la relación con sus fans que la banda sacó una espectadora a cantar encima del escenario “(Un)Lost” –de las canciones más emotivas de la noche- y a fans a bailar al centro de la pista; hasta animaron a los más tímidos a liberarse – y a quien aseguraron no ser juzgados-.

A lo largo del espectáculo The Maine interpretó tanto canciones de sus discos más recientes; “Slip the Noose”, “My Best Habit”, “Bad Behavior” y “Lonely”, como de sus trabajos más antiguos -que los fans recibieron emocionados- como por ejemplo “Fucked Up Kids” y “Like We Did (Windows Down)”; temas que los asistentes cantaron y corearon de principio a fin hasta cerrar el concierto con “Flowers On The Grave”.

Fotografías del concierto

Lugares de cine en Londres

Previous article

Crítica de ‘Queen & Slim’: una carrera contra el odio

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad