EntrevistasEntrevistas (Literatura)Literatura

Cristina Domenech: “‘Señoras Ilustres’ es más personal”

0
Cristina Domenech
Ilustraciones de Medusa Dollmarker.

Cristina Domenech se hizo viral en Twitter después de subir hilos hablando de diferentes mujeres de la historia y sus romances y amantes mujeres. Esta representación del colectivo LGTB+ a lo largo de la historia la hizo tan popular que tuvo la oportunidad de publicar el libro ‘Señoras que se empotraron hace mucho’.

Ahora ha llegado a las librerías su segundo trabajo, ‘Señores Ilustres que se empotraron hace mucho’, de la mano de Plan B. En este libro habla de la vida de mujeres muy conocidas a lo largo de la historia que pertenecieron al colectivo LGTB+. Este nuevo trabajo cuenta con las ilustraciones de la artista Medusa Dollmarker. En MEW Magazine hemos podido hablar con Cristian sobre este nuevo libro.


Cristina Domenech
Ilustraciones de Medusa Dollmarker.

MEW Magazine (MW): ¿Qué le dirías a la Cristina que comenzó a publicar esos hilos de Twitter sobre historias de amor entre mujeres de diferentes épocas? ¿Cómo crees que reaccionaría al éxito que has tenido?

Cristina Domenech: Creo que literalmente no habría absolutamente ninguna forma de convencerla de que algo así iba a pasar, de que era siquiera una posibilidad. De hecho, cuando pasó tuve un momento de pánico absoluto en el que consideré seriamente cerrarme la cuenta de Twitter y mudarme al desierto de Taklamakán, seguida de una época de “seguro que se pasa en un par de meses”.  Diría incluso que todavía me cuesta un poco creérmelo. El cariño y el interés con el que se han recibido los hilos y los libros han sido impresionantes.

Un libro nacido en Twitter

MW: ¿Qué has aprendido con la publicación de tu segundo libro? ¿Qué ha tenido de diferente la creación de ‘Señoras Ilustres que se empotraron hace mucho’ a ‘Señoras que se empotraron hace mucho’?

Cristina Domenech: ‘Señoras Ilustres’ ha sido más personal en el sentido de que no quería ofrecer únicamente datos biográficos, sino también comentarios personales sobre lo que había significado investigar a esas mujeres a lo largo de los años, las contradicciones y los problemas que surgen a raíz de su fama, etc. Casi siempre estoy más cómoda en un segundo plano cuando escribo, pero en este libro he asomado un poco la cabeza y ha sido una experiencia agradable, pero también un pequeño reto.

MW: ¿Cómo surgió la colaboración con Medusa Dollmarker?

Cristina Domenech: Cuando empezamos a hablar del proyecto de ‘Señoras Ilustres’ y de la posibilidad de añadir ilustraciones a cada capítulo, pensé en Medusa inmediatamente. Su estilo vintage y la fuerza con la que dibuja a las mujeres me parecían perfectos para el libro. Hablé con mi editor al respecto (al que también le pareció que era una elección fantástica) y después me puse en contacto con ella para cortejarla editorialmente. A ella le encantó la idea, así que he tenido la inmensa suerte de contar con su poder legendario ilustrando a mis señoras.


‘Señoras Ilustres’ ha sido más personal en el sentido de que no quería ofrecer únicamente datos biográficos, sino también comentarios personales sobre lo que había significado investigar a esas mujeres a lo largo de los años.


MW: Creo que una de las mejores cosas del libro son tus comentarios, lo cercana que eres con los lectores. ¿Recibes tú ese feedback de vuelta a través de redes? ¿Qué te han comentado tus seguidores sobre este nuevo trabajo?

Cristina Domenech: Twitter es una red donde no se suelen establecer distancias, así que recibo muchísimo feedback, tanto de los libros como de los hilos. De momento el feedback de este libro ha sido muy positivo y en especial está gustando que cada capítulo lleve una pequeña sección de recomendaciones para saber más sobre cada mujer. Siempre es una agradable sorpresa ver que la gente tiene ganas de saber más y de llegar un poco más lejos, así que esta vez ya iba con la idea de dejarles algunos hilos de los que tirar al terminar el libro.

¿Tercera parte a la vista?

MW: ¿Cómo ha sido el proceso de selección de las protagonistas de este libro? ¿Tenías claro que iban a ser ellas o has tenido que descartar a algunas por el camino? Si es así, ¿es posible que tengamos un tercer libro tuyo de mujeres que se empotraron hace mucho?

Cristina Domenech: ¡El proceso ha sido literalmente incluir a todas las mujeres por las que siempre me preguntaban cuando escribía algún hilo! Hasta ahora solo había escrito de mujeres poco conocidas, o de mujeres cuya faceta sáfica es ignorada normalmente. Así que siempre recibía peticiones de hilos de mujeres más famosas: Emily Dickinson, Virginia Woolf, Safo, Sor Juana Inés de la Cruz, Greta Garbo, Frida Kahlo… y ese fue el criterio para este proyecto. Darles su espacio a las mujeres más conocidas y que siempre se quedaban sin hilo porque me decantaba por las menos conocidas.

En cuanto a un tercer libro, me encantaría y siempre ha estado en el horizonte, aunque de momento no hay nada firmado. Eso sí, volvería a las mujeres más desconocidas.

MW: Es posible que nos digas que no puedes elegir, pero ¿Cuál es tu historia favorita de las que cuentas? ¿Y tú mujer ilustre predilecta?

Cristina Domenech: ¡Nunca puedo elegir! Es imposible. Creo que una de las mejores cosas que saco de mi investigación es que me enamoro un poco de cada historia. La respuesta diplomática a esta pregunta (necesito una respuesta diplomática para no sentirme mal por elegir a una sola) es siempre decir que Anne Lister nos ha dado más académicamente que ninguna otra mujer de la historia, con sus miles y miles de páginas de diario sobre su experiencia lésbica a principios del siglo XIX.

Es además una de las mujeres que más tiempo he pasado estudiando. Es una de las pocas figuras históricas del XIX que son indiscutiblemente lesbianas, así que tiene un puesto de honor cuando se habla de mujeres sáficas de la historia.

Un faux pas académico

MW: En el libro nos cuentas constantemente cómo tus palabras pueden molestar a algunos expertos, ¿Has recibido muchos comentarios desacreditándote a lo largo de los años por relatar estas historias?

Cristina Domenech: Ninguno directamente, y creo que tendría datos y argumentos suficientes para defender un ataque académico de ese tipo. Es más, una atmósfera generalizada que ha existido siempre en esta disciplina y que, afortunadamente, se ido disipando en los últimos años. Investigar las relaciones entre mujeres en la historia te garantiza que te vas a encontrar un número bastante elevado de textos minimizando o directamente ocultando la orientación sexual de muchas de estas mujeres con las excusas más ridículas posibles, especialmente aquellas mujeres que son más conocidas.

También hay mucha discusión sobre si debiésemos poner etiquetas contemporáneas (como “lesbiana”) a personajes históricos que no habrían entendido ese concepto como lo entendemos nosotros. Yo me escudo en el humor para usarlas, y en que no estoy escribiendo un ensayo, sino un libro divulgativo con un tono muy ligero. Pero soy consciente de que estoy cometiendo un tremendo faux pas académico.

MW: ¿Ha afectado la crisis de la covid-19 a la publicación de este libro?

Cristina Domenech: A la publicación no, o al menos de momento parece que todo va bastante bien. Salvando que no se han podido hacer presentaciones ni firmas en persona. Eso sí, afectó bastante a su creación. Encontrar el tono humorístico que quería darle al libro durante los primeros meses de confinamiento fue bastante, bastante complicado.

MW: ¿Tienes algún proyecto próximo fuera del “universo” de mujeres que se empotraron hace mucho?

Cristina Domenech: Ninguno más allá de los puramente académicos .  Estoy muy cómoda escribiendo no-ficción y tengo muchísimas mujeres esperando su turno, ya sea en capítulo de libro o en hilo en redes sociales, ¡así que de momento estoy muy casada con ellas y no tengo tiempo para otros proyectos personales!

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Así hemos vivido este 2020 con Miki Núñez

Previous article

‘Hasta el cielo’: atracos, adrenalina y mucha acción

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Entrevistas