'Cartas a Roxane' (2018)
0
7.2

Cartas a Roxane

Lo mejor
  • Es entretenida, divertida y además importa todo lo que cuenta
  • La elegancia y el buen gusto con el que está diseñada, también la dirección
  • La sensación constante de que estás viendo algo histórico que puedes reconocer
Lo peor
  • Puede que cueste engancharse a ella, y si te pierdes entonces quizá estés perdido

Cartas a Roxane‘ llegó a Francia en 2018, bajo el simple nombre de ‘Edmond‘. Haciendo referencia, claro, al protagonista de la historia que se narra en esta película dirigida por Alexis Michalik, que firma su primer largometraje. ‘Cartas a Roxane’, y estamos entonces ante una de las escasas ocasiones en las que sucede esto, me parece bastante más completo que su título original. ‘Cartas a Roxane’ es una mezcla de realidad y ficción, que es un poco lo que es esta película.

Alexis Michalik se encargó también de un guion nada fácil. Un guion que debía capturar la esencia del poeta Edmond Rostand, pues comprender al artista es uno de los pilares básicos en los que se asienta ‘Cartas a Roxane’. Lo da vida Thomas Solivéres, y a su lado encontramos un reparto muy coral entre el que se encuentra el propio Alexis Michalik, que se pone en la piel del también dramaturgo Georges Feydeau. Una época importante de la historia cultural de Francia está contenida en esta película, y la exposición de los hechos y la presentación de los personajes nos llega de forma dinámica y emocionante.

La historia

‘Cartas a Roxane’ se centra en la figura de Edmond Rostand, dramaturgo francés que sólo era capaz de escribir en verso. La película comienza con un fracaso del artista, y a partir de éste recorremos varios estadios comunes a todos: la presión, la falta de inspiración, la necesidad de crear, la derrota por adelantado. También los métodos poco convencionales; cuando le señalan esto mismo, “estás trastornado”, su respuesta no puede ser más precisa: “claro, soy un autor”. Edmond Rostand se siente acabado por momentos, pero quiere dedicarse a ello (y necesita comer) así que aprovecha cada oportunidad que se le presenta para tratar de ascender. Y así es como llega a su destino, que no es otro que escribir una de las obras de teatro más importantes de todos los tiempos: ‘Cyrano de Bergerac’.

Así que ‘Cartas a Roxane’ es la historia de la creación de esta obra. Basándose en hechos que sucedieron, con escenarios que existen y que podemos visitar, con personajes históricos que vivieron. Edmond va creando y desarrollando su obra a medida que vive su propia vida, así que los hechos y los personajes se entrelazan y se retroalimentan en esa mezcla perfecta de realidad y ficción que ya he mencionado.

'Cartas a Roxane' (2018)

Juego de géneros

Y es emocionante (sobre todo el último acto), curiosa, divertida y entretenida, porque es muy dinámica, los diálogos son ágiles e ingeniosos y las ocurrencias de los personajes, que reconocerán quienes han tenido cerca al Cyrano, son las ocurrencias de cualquier comedia notable. Pero también hay drama, hay lágrimas, hay conflictos y hay una sensación de impotencia por no lograr lo amado que nos persigue durante buena parte de la película. También hay algo de romance, y hay desamor.

Por momentos la sentimos más cercana a una obra de teatro que a un proyecto cinematográfico, como si también de esta forma quisiera homenajear a su razón de ser última. El tono, los gestos, las conversaciones entre los personajes y su manera de moverse nos recuerdan al movimiento de los escenarios, y nos recuerdan en varias ocasiones la fuerza que tuvo un día y la fuerza que sigue teniendo. La unión con el público, la honestidad en sus intérpretes, en todas las personas que trabajan detrás del telón. Nos grita que no olvidemos el teatro, porque puede hacer historia. Y casi se nos olvida la voz en off con la que empieza, pero cuando regresa lo hace con fuerza.

¿A quién gustará ‘Cartas a Roxane’?

‘Cartas a Roxane’ puede gustar a cualquiera, porque esa mezcla de géneros y la sensación de estar viendo algo histórico, cuyo final podemos conocer pero cuyo camino se nos presenta nuevo, la convierten en una película estándar para el público general. Nunca deja de ser una comedia francesa, pero tiene algo de universal. Quizá porque el propio Cyrano es universal, aunque sea claramente francés. Y reconocer en pantalla lo que hemos estudiado, disfrutado y admirado en otros escenarios es una buena experiencia. Se estrena el próximo viernes 15 de mayo en la Sala Virtual de Cine.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Motherland: Fort Salem’: las brujas al poder

Previous article

‘Valeria’ y las diferencias respecto a las novelas de Elísabet Benavent

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad