Críticas (Series)DestacadosSeries

‘El Ministerio del Tiempo’ 4×05: no juegues con el tiempo, te puedes quemar

0

Este artículo puede contener spoilers del quinto capítulo de la cuarta temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’.



Si hay algo que todo tenemos claro desde el comienzo de ‘El Ministerio del Tiempo’ es que no se puede cambiar el pasado. Cualquier cambio, hasta el más absurdo o el que parece más inofensivo, puede modificar por completo la historia. Un fastidio, desde luego, cuando tienes la oportunidad de acabar con guerras antes de que se produzcan o detener dictadores que, de esta manera, nunca llegarían a serlo. Pero la historia, a fin de cuentas, es la que es. Ahora tenemos que focalizar nuestras en un presente muy lejos de ser perfecto. 

Pero parece que a algunos agentes del Ministerio no les termina de quedar claro eso de la maldita mariposa. Ahora ha llegado el turno de Pacino, quien, movido por los sentimientos que ha desarrollado hacia Lola, ha optado por cambiar el pasado para evitar su secuestro. Una peligrosa misión en la que no ha puesto en riesgo nuestra historia, sino también la vida de sus compañeros. Y el futuro de Carolina como agente. El personaje interpretado por Manuela Vellés ha sido el único consciente de los planes de su compañero, ya que su primera misión era precisamente vigilar a Pacino.

Como era de esperar, las acciones de Pacino han tenido consecuencias inmediatas. Y múltiples. Entre ellas, el arrepentimiento del agente, a quien estamos viendo contra las cuerdas durante esta cuarta temporada. Esa decisión de saltarse las normas, en torno a la que ha girado todo el capítulo, también ha traído consigo mucho humor, mucha tensión y alguna que otra lagrimilla. En definitiva, un capítulo completo y complejo que nos ha metido de lleno en la nueva trama principal de la serie. 



Los maestros del tiempo

El Ministerio del Tiempo
Foto: RTVE / David Herranz

El increíble dominio del tiempo y de la paradoja temporal del equipo de ‘El Ministerio del Tiempo’ no es, ni mucho menos, una sorpresa. Desde la primera entrega nos han demostrado que saben hacer y deshacer con él mejor que sus propios agentes. Y este quinto episodio ha sido una prueba más. Personalmente, disfruto mucho los capítulos en los que el pasado cambia y transforma el presente y el futuro. Y no me esperaba encontrarme aquí tantos y tantos cambios. Muertes, rejuvenecimientos, explosiones… 

Tal ha sido el ritmo del capítulo, no atropellado pero sin intenso, que por momentos me ha resultado complicado saber si me encontraba ante una realidad definitiva o una alternativa más. La serie siempre ha sido compleja, uno de sus mejores calificativos, pero en este episodio he encontrado un reto que me ha despertado y que me ha ilusionado como hacía tiempo que no me ocurría. Como decía, sin perder ese humor que siempre acompaña a Pacino y compañía, pero entrando más en la acción y en la ciencia ficción. 

La introducción del Anacronópete no sólo ha sido un homenaje y una delicia para los espectadores, sino la excusa perfecta para presentar situaciones hilarantes. Va a ser complicado que olvidemos esas escenas de un Alonso de Entrerríos pre-adolescente intentando conquistar a su mujer. De nuevo, desde guión han acertado introduciendo ciertos respiros entre tanta tensión y entre tanto movimiento, para asentar las acciones y para hacernos disfrutar en todos los sentidos. No se me ocurre una sola pega que ponerle a este episodio. Pensándolo, volvería a verlo ahora mismo sin ningún tipo de queja. 



Ser humano es muy ‘chungo’

El Ministerio del Tiempo
Foto: RTVE / David Herranz

En esta cuarta temporada, estamos teniendo la oportunidad de conocer a un Pacino más profundo. Siempre ha sido un personaje enormemente humano, pero ahora estamos ahondando en otros sentimientos, además de la pérdida y la culpabilidad. El amor que siente hacia Lola le hace fuerte en muchos sentidos, pero también ‘débil’ en otro. Le hace humano. Y ya se sabe lo que nos pasa a los humanos… Nos dejamos llevar y cometemos errores. 

Eso es precisamente lo que le ha pasado al bueno de Pacino en este episodio. La desaparición de Lola ha supuesto un enorme peso para él, uno que no está dispuesto a dejar pasar. Es por eso por lo que decide saltarse todas las normas, e incluso las alarmas interiores que le avisaban de que estaba a punto de cometer un error, y cambiar el pasado. Más allá de la anécdota, que en este caso da para mucho, lo que vemos en este episodio es todo el proceso de aceptación de la pérdida. Nada tiene que ver el Pacino que nos encontramos ahora con el que llegó a la serie, y es algo que ha quedado evidenciado en este episodio. 

A lo largo de la hora de duración del capítulo, Pacino pasa por la resignación, el enfado, la negación, la acción y la aceptación. Es Carolina quien detona el último paso, pero es él mismo, a través de sus acciones, el que va avanzando en el camino. Y, aunque no tenemos la oportunidad de escuchar sus pensamientos siempre, sí observamos su desesperación, su miedo, su esperanza, su determinación y la enorme tristeza que acompaña al saber que has podido vivir un último adiós. Como él mismo diría, ser humano es muy ‘chungo’, pero qué buen humano es

No sin mi cliffhanger

El Ministerio del Tiempo
Foto: RTVE / David Herranz

A este capítulo redondo de ‘El Ministerio del Tiempo’ no le podía faltar el ya típico cliffhanger. Aunque el círculo queda perfectamente cerrado en el momento en el que Pacino y Carolina se encuentran, ya en el presente, en los pasillos, la gran sorpresa ha llegado con el último giro de guión. Lola está viva, eso no es una gran sorpresa. Pero Díaz Bueno ha muerto en su Anacronópete en plena II Guerra Mundial, dejando a la agente del Ministerio a sus mandos y viajando ¿al futuro? Javier Olivares y compañía sí que saben cómo mantenernos en vilo. 

'El Ministerio del Tiempo'

9

Lo Mejor
  • Juegos con el tiempo
  • El camino de Pacino
  • Carolina en acción
Lo Peor
  • ¿Nos vais a dejar esperando una semana?
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Mira lo que has hecho’ presenta sus carteles oficiales

Previous article

‘La mejor defensa’ de Carlos Cros en versión extendida

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up