DestinosViajando y Comiendo

Hallstatt, ‘Frozen’ y la belleza imposible de ignorar

0
Photo by Daniela Castro on Unsplash

El turismo masivo vuelve a causar problemas. En esta ocasión es Hallstatt, el considerado pueblo más bonito de Austria, el que está aquejando la llegada incesante y abrumadora de turistas que, normalmente, solo aspiran a pasear durante unas horas entre sus calles. O su calle, pues muchos de sus (sólo) 800 habitantes te dirían que Hallstatt no tiene más que una calle propiamente dicha.

Las cosas se están complicando, y no parece que tenga demasiado que ver su evidente parecido con el reino de nuestras princesas de Frozen, aunque en las últimas semanas no se ha hablado de otra cosa en redes sociales. Muchos turistas mencionan desde hace tiempo a Anna, Elsa y compañía en sus publicaciones en Instagram ubicadas en la localidad austriaca, y ya sabemos el efecto que tiene el boca a boca en los tiempos que corren, sobre todo cuando una ubicación queda unida a un referente de la cultura popular; lo hemos visto aquí, en España, con San Juan de Gaztelugatxe.

Así las cosas, los habitantes no pueden evitar fruncir el ceño. Aunque Hallstatt vive del turismo, empieza a ser víctima de él. Al parecer, cada día acuden en torno a 8.000 visitantes por diversos medios de transportes, lo que genera una sensación de inquietud e intranquilidad en un pueblo que siempre ha sido tranquilo. El turismo aumenta, las posibilidades de viajar cada vez son mayores y la exposición de los lugares en las redes sociales no ayuda a controlar ese turismo irresponsable por el que solo buscamos la instantánea bonita, sin preocuparnos de lo que tenemos alrededor. Para este 2020, en vista del aumento preocupante de la afluencia de personas, desde el Ayuntamiento de Hallstatt se han propuesto poner en marcha medidas que ayuden a controlar la entrada y salida de turistas.

Pero… ¿Qué tiene Hallstatt?

Hallstatt, poniéndonos del lado de esas miles de personas que acuden cada día a pasear por su calle, es un lugar precioso. De cuento. De ensueño. Con unas vistas que roban el aliento, un encanto particular, único, imposible de reproducir por mucho que se intente (porque, sí, lo han intentado, en China concretamente). En esta ocasión, y sin desmerecer otras joyas austriacas, bien merece el título de “pueblo más bonito”.

Situado en la orilla occidental del lago Hallstatt, donde veremos cisnes como para completar el cuento, se encuentra en plena región montañosa de Salzkammergut, caracterizada precisamente por sus numerosos lagos. Sus imponentes montañas, que rodean y custodian el pueblo, y el reflejo de las bellas construcciones del siglo XVI en sus aguas, han conseguido que la panorámica del mismo se vuelva viral. La quietud que transmite Hallstatt es difícil de hallar hoy en día, por eso es una pena que este turismo sin control esté acabando con este retiro que muchos ya descubrieron en el siglo XIX.

El nombre de Hallstatt proviene de la palabra celta “Hall”, que significa sal. Resulta que Hallstatt, Patrimonio de la Humanidad desde 1997, cuenta también con una de las minas de sal más antiguas de Europa. El edificio que sobresale en todas las instantáneas es el campanario de una bella iglesia luterana del siglo XIX, situada en la plaza Markplatz, el centro del pueblo. Paseando por sus callejuelas, se disfruta de balcones cuidados repletos de flores y cafés en los que también el tiempo parece haberse detenido. Amantes de los lugares que se niegan a renunciar a como fueron un día, con ese día situado siglos atrás, Hallstatt es para vosotros. Pero con responsabilidad y respeto, por favor.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Hablamos con Álvaro Morte y Roberto Enríquez

Previous article

El valor de Christopher Tolkien

Next article

You may also like

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Destinos