EntrevistasEntrevistas (Series)Series

Mara Guil: “En el audiovisual casi nada depende de ti”

0

Hay días extraños. Días en los que una sensación de baja energía te inunda. Pero, de pronto, llega una buena conversación. Una charla cargada de emoción. Y lo que parecía un mal día, se vuelve en uno sumamente interesante. Eso es lo que consigue Mara Guil con su potente energía. Su capacidad de comunicación y de transmitir. Y esas ganas de hacernos entender que hay que aprovechar la vida. Que debemos reír a carcajada. Disfrutar de los amaneceres que nos queden por delante. Y empatizar. Porque si miramos al lado y entendemos lo que ocurre, estaremos sumando.

MEW Magazine (MW): ¿Cómo nace tu pasión por la interpretación?

Mara Guil (M.G.): Desde siempre me ha gustado mucho subirme al escenario. Cuando era pequeña me apuntaba a todas las actividades extraescolares que había. Me encantaba contar historias, generar una expectación. Contar una historia a la gente y, de repente, llevarla hacia otro lugar.

MW: Desde que tomas la decisión hasta ahora, todo ese viaje, ¿cuánto de complicado ha sido?

M.G.: Mucho. Todo lo que se ve desde fuera es siempre esas imágenes del estreno. Las luces, las cámaras, el ruido. Y eso no refleja, realmente, todo el trabajo que hay detrás. Las inseguridades. Los miedos. Castings, castings y castings.

MW: ¿Es importante hacer teatro para posteriormente hacer audiovisual? ¿Notas que te ha sumado?

M.G.: Para mí interpretar es lo mismo en teatro que en audiovisual. Lo único que cambia es el formato. La forma. Pero la emoción y la verdad tienen que estar ahí. El audiovisual es que, a veces, es un bastante jodido. Y lo digo así porque… Yo llego de un proceso de ensayos, entro en el escenario y todo depende de lo que yo haga. Desde que empiezo hasta que acabo. Mientras que en el audiovisual casi nada depende de ti.

MW: Ahora podemos verte dentro del reparto de ‘La lista de los deseos’ que se acaba de estrenar en cines. Me gustaría saber cuánto de importante es hablar del cáncer en una película como se habla en esta.

M.G.: Pues creo que es muy importante. Porque la película no lo deja ahí como una excusa de chicas que se hacen un viaje, donde dos de ellas tienen un cáncer y vamos a olvidarnos… Hay partes que son realmente asombrosas de bonitas. María está espectacular. Y hace un trabajo increíble. Al igual que Victoria Abril que es oro todo lo que hace. Y hay momentos muy profundos, de sensaciones muy bonitas y yo que he tenido desgraciadamente bastantes amigas que han pasado por un cáncer de pecho y he visto las historias de cerca y cuando vi la película me reí mucho y lloré mucho. Lloré mucho porque me sobrecogía. No lo puedo evitar.

No podemos olvidar que es una comedia. Que hay que reírse de la vida también. La vida ya es bastante dura. Así que amor y humor para todos. Vamos a reírnos y vamos a querernos mucho. Y creo que la película es muy de este rollo. Aún así tiene momentos que a mí se me rompía el corazón. Pero también tiene momentos desternillantes. Me lo pasé muy bien viéndola.

Es verdad que salgo muy poquito. Lo tengo que decir. En lo que salgo yo no voy a caer bien (Risas). Y eso me encanta. Me encanta. Este personaje no tiene, absolutamente, nada que ver conmigo. Le he puesto mi energía pero es muy desagradable la tía (Risas).

MW: Creo que va a gustar mucho, como bien dices, ese equilibrio entre el drama y esa necesidad de reírse. Porque hay que hacerlo y en la película se transmite muy bien. Es cierto que se trata una enfermedad. Que se nombra ese enfermedad. Cáncer. Pero también nos enseña que el tiempo que nos quede aquí, debemos disfrutarlo al máximo.

M.G.: Es que…tenemos que vivir. Y yo lo he sufrido porque un hermano mío murió por un tumor cerebral, con 34 años, y a mí eso me cambió. Ahí empiezas a relativizar todo. Te das cuenta de que tienes que vivir. Tienes que intentar ser feliz. Y tienes que intentar no hacer daño a nadie. Creo que si vas por ese camino intentando hacer las cosas que te hagan feliz a ti, lo que estemos aquí, que nunca sabemos cuánto va a ser, estarás lo mejor posible.

Reírte mucho. Amar mucho. Quererte mucho.

MW: Nos cuesta ser empáticos con el de al lado. Ponernos en su piel.

M.G.: Yo lo digo mucho en talleres que hacemos con jóvenes. Trabajamos mucho la empatía. Sobre los géneros. La percepción que tienen ellos sobre las relaciones. Percepción equívoca. Y siempre les digo, “¿A ti te gustaría que te miraran el móvil?”. “¿Te gustaría que se lo hicieran a tu hermana? ¿A tu madre?”

MW: ¿Cuántas oportunidades hay que darle a los sueños?

M.G.: Todas. A los sueños nunca hay que decirles que no.

Si quieres ver nuestro último número donde Mara Guil es una de nuestras protagonistas, pincha AQUÍ.

‘911’, una forma más emocional de contar el día a día

Previous article

Joaquin Phoenix y 5 de sus papeles menos conocidos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Entrevistas