0

Con su bolso mágico y su paraguas volador Mary Poppins es una de las niñeras más famosas del mundo. Para todos sus fans, en Londres se puede vivir una experiencia mágica e inmersiva en distintos escenarios. ¿Y a quién no le hubiera gustado tener una niñera tan especial como Mary Poppins? Aunque el Londres que aparece es el de 1930, que ya poco tiene que ver con el actual, las diferentes localizaciones son perfectamente reconocibles y por eso queremos que, si visitas la capital inglesa, te sumerjas de lleno en este cuento.


Aunque Pamela Lyndon Travers, la autora de la historia de Mary Poppins es australiana, vivió durante 17 años en Londres y fue allí donde escribió estos mágicos libros. Su casa se encuentra en el número 50 de Smith Street, en el barrio de Chelsea y podría haber servido de inspiración para crear el hogar de la familia Banks en la película. Esta tendrá que ser la primera parada en este tour en el que seguiremos las aventuras de Mary Poppins.

”Compre usted, tenga piedad, compre usted migas de pan”. Pese a que la Catedral de St. Paul fue recreada en los estudios de Walt Disney, es una visita más que obligada cuando visitas Londres. Recordemos que Mary Poppins les canta a los niños una canción mientras la contemplan en una bola de nieve.


Ubicada en el área de Hampstead, en el número 22 de Holly Mount, encontramos The Holly Bush: la casa del Tío Albert. Si bien es cierto que realmente la icónica casita es un pub histórico. Podrás sentir que escuchas los cañonazos de la casa del Almirante Boom en el barrio de Camden, en Admiral’s Walk. Se trata de un edificio clásico inglés de estilo victoriano.

Hay un momento en Mary Poppins en el que Michael y Jane acompañan a su padre al trabajo. El seños Banks aprovechará para cantarles a los niños una canción poco infantil sobre las inversiones bancarias y sus diferentes posibilidades y oportunidades. Esta escena se rodó nada más y nada menos que en el mismísimo Banco de Inglaterra, un precioso e histórico edificio en el centro de la capital.

Otro lugares en los que podrás sentir que estás junto a la famosa niñera será en alguno de los muchos parques londinenses donde podrás pasear o incluso volar cometas como hacían los niños Banks. Desde Hyde Park hasta Regent’s o St. Jame’s Park, pasando por Kensignton Gardens, cualquiera de ellos es una buenísima opción para pasar el día. Y si lo que quieres es ver el impresionante skyline de Londres será mejor que vayas a Parliament Hill en Hampstead Heath, al norte de la ciudad, o al clásico Primrose Hill.

Sin duda otra de las imágenes que se nos viene a todos a la cabeza cuando pensamos en Mary Poppins es la de los deshollinadores en los tejados de Londres. Aunque subirse a uno de ellos no es lo más recomendable, siempre se puede hacer una visita a algún edificio alto desde el cual poder contemplar las maravillosas vistas. Además de subir por ejemplo al London Eye, uno de estos miradores es el del Sky Garden, desde el cual, de manera gratuita, disfrutarás de unas vistas espectaculares de Londres.

¿Y por qué no terminar tu visita disfrutando de un clásico “afternoon tea” al más puro estilo inglés? Esta es una de las cosas más típicas de Londres que te harán sentir como un verdadero inglés mientras degustas unos sabrosos dulces.

¡Feliz cumpleaños Ellen!

Previous article

Camino a los Oscar: curiosidades de ‘Érase una vez en Hollywood’ y ‘Jojo Rabbit’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine