Criticas (Documentales)DestacadosDocumentales

Crítica de ‘El código de la excelencia’: sobre instantes mágicos

0

Esta crítica no contiene ningún detalle o spoiler que colisione con el visionado de ‘El código de la excelencia’.

Dentro de su oferta, Apple TV+ está prestando una importante atención al contenido de no ficción. Ya lo vimos con títulos como ‘Carta a…’, estrenada hace unas semanas. Y lo volvemos a comprobar con el lanzamiento de ‘El código de la excelencia’. Esta serie documental aterriza en la plataforma este mismo viernes 10 de julio, con el objetivo de acercarnos a algunas de las más grandes figuras del deporte ‘actual’. Con un formato original, compuesta por capítulos de entre 6 y 9 minutos, se presenta ante nosotros como un contenido de visionado fácil y de interés, sobre todo, para el público aficionado al deporte.

Dirigida por Gotham Chopra, la serie nos acerca a figuras como LeBron James, Usain Bolt, Tom Brady, Alex Morgan o Katie Ledecky. Grandes deportistas de élite a los que hemos visto conquistar todo tipo de títulos, medallas y récords. Cuyas carreras hemos vivido en la distancia, interpretando su camino de una o de otra manera. Pero a las que, generalmente, siempre hemos mirado desde lejos. Sin pararnos a pensar en lo que ronda su mente en los momentos más decisivos de sus carreras. O incluso en esos momentos. ¿Cuáles han sido los instantes que les han marcado profesionalmente?

El objetivo de ‘El código de la excelencia’ no es otro que responder a esa pregunta, a través de las voces de los propios protagonistas. Junto a ellos, en una especie de monólogo íntimo, viajaremos al pasado. A ese momento concreto en el que se sintieron en la cumbre, invencibles. Con estos pequeños episodios, no sólo nos colamos en la mente de los deportistas, sino que podemos comprobar si nuestra visión de su carrera es la misma que la suya. ¿Habríamos escogido nosotros esos instantes de gloria? Algunos casos sorprenderán. Y mucho.

Más allá de la idea


El código de la excelencia

Personalmente, encuentro que la premisa de la que parte ‘El código de la excelencia’ es curiosa, está bien. Tanto desde el punto de vista de un amante del deporte como del de quienes no se consideran grandes aficionados. Tener la visión del propio deportista, al que estamos acostumbrados a escuchar con declaraciones sacadas de manual, es interesante. Y puede dar pie a otras muchas temporadas con otros muchos rostros. Así como a la promoción de deportes que no gozan de tanta popularidad como el fútbol o el baloncesto, sin olvidarnos de la visibilización de deportistas femeninas como Alex Morgan.

En mi caso, me ha sorprendido encontrarme con unos Kelly Slater y Shaun White de los que no sabía prácticamente nada. Y de los que he querido saber algo más, de la misma manera que me ha ocurrido con sus deportes. Puede que este no fuera el objetivo inicial de la serie documental, pero funciona bien como plataforma para la promoción de estos deportistas o deportes que no son tan reconocidos a nivel global.

Visualmente, el formato de ‘El código de la excelencia’ también me agrada. Me gustan los gráficos, el juego de colores y los planos en blanco y negro de los protagonistas. Cuando aparecen en cámara, todo ese estallido de visuales y de colores se esfuma para convertirlos en los auténticos protagonistas. Y es una propuesta distinta, que no esperaba encontrarme.

Quizá falle la duración, que hace que en ocasiones, cuando el espectador no conoce demasiado al protagonista o su deporte, se pierda o sienta el relato algo atropellado. Con LeBron James no necesité explicación alguna. Ni background. He crecido viéndole jugar y ganar. Pero en los casos comentados anteriormente o incluso en el caso de Tom Brady, sí me hubiera gustado una mayor profundización. Hasta el punto de quedarme con la sensación de haber visto un clip o un pequeño extracto en YouTube. No digo que todo el formato falle, porque con Bolt tampoco me falló, pero creo que funcionaría mejor si estuviera complementado quizá con otro producto más en profundidad.

Dejando a un lado esa anotación, la idea es acertada, los visuales también y las descripciones minuciosas de los deportistas son el toque que marca la diferencia. Nadie como ellos podría haber plasmado tan bien, con tan solo sus palabras, el instante en el que se roza la gloria.  

'El código de la excelencia'

6

Lo Mejor
  • La idea de la que parte
  • Visuales
  • Descripciones de los protagonistas
Lo Peor
  • Dependiendo de tu conocimiento, algunos capítulos pueden quedarse cortos
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Boletín motor: sanciones, victorias y años sabáticos

Previous article

Enjambre presenta un nuevo single ‘Siempre tú’

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up