15 años tiene mi amorCineDestacados

‘En la cuerda floja’, sobre la infancia y el amor

0

James Mangold nos regaló hace ya quince años ‘En la cuerda floja’. Este cineasta ha sido señalado por varios compañeros en los últimos meses: es uno de los mejores que tenemos y no le estáis haciendo caso, nos dijeron. Mangold volvió a estar en boca de todos, incluida la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, gracias a que ‘Le Mans 66’, su último trabajo, se ha convertido en otra (¿inesperada?) sólida película. No sé, quizá sea verdad que tendemos a olvidar injustamente su nombre.

En cualquier caso, siempre irá ligado a esta película con la que también Joaquin Phoenix dio su primer gran golpe sobre la mesa cinematográfica. ‘En la cuerda floja’, basada en varias autobiografías de Johnny Cash, presentó a Phoenix como un intérprete crudo pero emocional, capacitado para cambiar de registro y para ofrecer cuantas caras del ser humano se le antoje. Fue Reese Witherspoon, en cualquier caso, quien se llevó la preciada estatuilla a casa: mejor actriz del año, vibrante, emotiva, enérgica. Juntos son una mezcla explosiva, y sobre todo en esa unión se sostiene esta película.

‘En la cuerda floja’ nos lleva de viaje por varios de los momentos clave de la vida de Johnny Cash, uno de los artistas más importantes de la historia de la música en Estados Unidos. Una personalidad única y una voz única, y lo de siempre: traumas, tormentos, conflictos, adicciones. En una parábola muy bien trazada que conecta la infancia de Cash con el presente en el que de algún modo se instauró el resto de su vida, reflexionamos sobre la infancia y todo lo que se queda con nosotros durante años. Mangold, acompañado de Gil Dennis en el guion, consigue muy bien que retengamos la información que vamos a necesitar para comprender al Cash más torturado, problemático y polémico, al que al final entendemos, en parte por la humanidad de Phoenix y en parte porque no es difícil de entender lo que comentaba: que lo que nos duele en la infancia tiene el peligro de dolernos siempre.

En la cuerda floja - Joaquin Phoenix

Pero ‘En la cuerda floja’ es también una película sobre el amor. Sobre los lados más oscuros del corazón, pero sobre todo sobre lo auténtico, lo real, lo imposible de frenar, ignorar o eliminar. La química entre Phoenix y Witherspoon es una evidencia que ahora contemplo con fascinación, casi con incredulidad. Se me habían olvidado, y volviendo a ellos me asombro. Esta película funciona mejor cuando están juntos en pantalla, por el contraste entre ambos y por lo humano de lo que nos cuentan. Y porque quieres creértelo y creer en ello.

En la cuerda floja - Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon

‘En la cuerda floja’ se crece hacia el final. Generalmente entretenida, interesante la mayor parte del tiempo, hacia la mitad se vuelve verdaderamente atractiva y nos lleva hasta los últimos minutos con facilidad. La veo bastante honesta, aunque sin conocer los detalles de la vida de Cash no puedo afirmar que sea honesta con la realidad. Sí la encuentro honesta consigo misma; no es pomposa, no busca ser emocional en exceso, no siento que pretenda otra cosa que contarnos una historia, que es, en esencia, lo que nos promete sin verla. Siempre es grato regresar a ella.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Carta al rey’: el libro perfecto para revivir las fantasías épicas de nuestra infancia

Previous article

‘La sonrisa etrusca’, los mayores y la muerte

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up