JOAN GARRIDO MW ©Ana Márkez
Mew Magazine | ©Ana Márkez

La televisión trae consigo el fenómeno de la inmediatez y si a eso le sumamos los concursos musicales, lo tienes todo para lanzar tu carrera musical. En los últimos años se ha confirmado con las tres ediciones que se han emitido de ‘Operación Triunfo’. No obstante, en la edición de ‘OT 2018’ se evidenció que cada vez es más complicado hacerse con un hueco en esta industria. Una de las caras visibles y que más triunfó de esa edición fue Joan Garrido.



El joven cantante mallorquín se presentó al talent show y pese a ser expulsado en los primeros compases de la edición ya dio rienda suelta de su versatilidad. Desde que se presentó en la gala 0 con ‘Let’s Stay Together’ no ha decepcionado a lo largo de su trayectoria.

Durante el concurso cantó otros temas, como fue una preciosa versión de ‘Vuelvo a Verte’ junto a  Julia Medina o bien ‘Another Day Of Sun’, dando rienda suelta a la imaginación y demostrando que no estaba encasillado. Una de sus canciones más gamberras y en las que mostraba que también podía ir más allá fue con ‘Friday I’m In Love’ de The Cure.

No obstante, sorprendía con la soltura sobre el escenario con ‘Bed I Made’, una versión que no dejaría indiferente.



Una carrera en solitario

Con un estilo claro y sorprendente arrancaba su carrera en solitario y lo hacía con ‘Ni Me Va’. En ella se veía a un Joan Garrido mucho más desinhibido y cómodo. Se trata de un tema pegadizo difícil de olvidar. No obstante, regresaba a las baladas con el tema ‘Simplemente Tu’, una canción que nos invade en todo momento. El cantante lograba sorprender con un single en el que se mostraba cómodo y que cuenta con los primeros presagios de que había encontrado su estilo.

Ahora, hace menos de un mes regresaba a la escena musical con un tena surgido en pleno confinamiento, aunque en realidad son dos. El cantante lanzaba su primer single en catalán ‘L’altra Fase’, canción que ha compuesto él mismo y en la que muestra su lado más íntimo y personal en un momento en el que la música es el único consuelo que nos queda.

Joan Garrido ya ha encontrado su estilo. Se encuentra cómodo y en cada canción que saca se confirma una vez más que es uno de los baladistas del momento. El cantante no decepciona con los lanzamientos y con la canción que ha sacado en catalán demuestra que los idiomas sirven para romper unas barreras ficticias que nosotros mismos nos ponemos.



Pentatonix lanzan ‘At Home’, su nuevo EP

Previous article

Crítica: ‘La cinta de Álex’, sobrecogedoramente perfecta

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad