Inspirándose en la canción ‘Jo mai mai’ de Joan Dausà, Dani de la Orden dirigió ‘Barcelona, noche de verano’ (‘Barcelona, nit d’estiu’), una ópera prima muy especial. La noche del 18 de agosto de 2013 no fue una noche cualquiera. El cometa Rose cruzó el cielo de Barcelona ofreciendo un espectáculo único e irrepetible. Esa noche la ciudad fue testigo de 567 historias de amor: algunas que empezaban u otras que comenzaban a romperse. ‘Barcelona, noche de verano’ te cuenta seis de ellas.

En forma de comedia romántica, ‘Barcelona, noche de verano’ narrará seis historias de amor entrecruzadas e independientes. Una película desenfada para disfrutar en cualquier momento. Con un argumento y unos personajes cercanos y humanos, con los que cualquiera se puede sentir atraído e identificado. ‘Barcelona, noche de verano’ consigue ofrecer la mezcla perfecta entre la comedia, el drama y el romanticismo, sin excederse en ninguno de los géneros. Es muy fácil sentirse atrapado por estas historias tan sentimentales. Una película nostálgica y emotiva cargada de buenos momentos.



Pese a que no todas las historias son igual de buenas e interesantes -aunque para eso están los gustos de cada una-, ‘Barcelona, noche de verano’ es una película que entretiene en todo momento. Es divertida, y hasta nos deja alguna que otra lección. Nos hace creer en el amor y nos da ganas de enamorarnos o, por lo menos, vivir una noche mágica e inolvidable. Las seis historias quedan muy bien entrelazadas logrando una buena película. Además, el reparto coral está espléndido en todo momento.

Seis parejas, seis situaciones diferentes en ‘Barcelona, noche de verano’

Por un lado, nos encontramos una historia de tres protagonizada por Bernat Saumell, quien querrá ligar con Alba Ribas, mientras que el personaje de Cristian Valencia no quiere que esto pase.  Por otro lado, una de las mejores historias de ‘Barcelona, noche de verano’, es la protagonizada por Àlex Monner y Luis Fernández: dos futbolistas que mantienen una relación sentimental. Su relación se verá en peligro cuando el representante de uno de ellos le pida que oculte su orientación sexual. Tiene uno de los desenlaces más bonitos de toda la película, además de un mensaje importante y necesario.



Miriam Planas y Frances Colomer protagonizan una floja historia sobre el primer amor: inocente, dulce y sorprendente, como tantas otras primeras veces. Pero no todo iba a ser amor entre parejas, y para eso está la historia de Mar del Hoyo y Marc García Cote, dos amigos que se reencuentran después de un tiempo. Otra de las mejores narraciones está protagonizada por Miki Esparbé y Bárbara Santa-Cruz, que forman una gran pareja interpretativa, derrochando desparpajo y espontaneidad. La pareja acaba de enterarse de que van a ser padres, pero no es algo que tuvieran planeado. Sus personajes, así como su relación y diálogos gozan de una gran construcción y desarrollo.

Finalmente,  nos encontramos a Joan Dausà, creador de la banda sonora de ‘Barcelona, noche de verano’. Una reunión de amigos que han querido juntarse para ver pasar el cometa y así ponerse al día sobre sus respectivas vidas. Jan Cornet, Claudia Vega, Laura Díaz y Sara Espígul, entre otros, completan el magnífico reparto. Una película con una estética muy luminosa y llena de buen rollo. El largometraje va mejorando y ganando puntos a medida que avanza el tiempo y vamos conociendo más sobre los diferentes personajes.

Vanesa Martin presenta ‘…Y vuelo’, el primer adelanto de su próximo disco

Previous article

‘Hannah Montana’: ¿Vuelve la peluca?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.