'La línea invisible'

‘La línea invisible’ esta cada vez más cerca. El próximo 8 de abril se estrena en Movistar+ la serie dirigida por Mariano Barroso, en la que viajamos hasta el País Vasco de los años 60 para conocer los orígenes de la banda terrorista ETA y el instante en el que comenzó su lucha armada. Un tema delicado y sensible, que aún sigue reabriendo heridas en uno y otro bando y que, precisamente por eso, se ha visto acallado en España durante muchos años. Todos conocemos parte de la historia de la banda y hemos presenciado o vivido las atrocidades que han llevado a cabo sus miembros, pero no se habla de ello. Porque hay miedo, porque hay dolor y porque hay esa sensación generalizada de que no podemos hacerlo. De ahí que la nueva producción de Movistar+ sea una de las apuestas más valientes de la temporada

Con motivo de este estreno y gracias a la tecnología que nos está salvando en estos momentos de cuarentena, hemos podido hablar con Asier Etxeandía, el Inglés en ‘La línea invisible’. El actor vasco, que conocía bastante de cerca la historia de la banda terrorista, nos ha confesado que él mismo se sentía presa de esa especie de pereza que rodea a todo lo que tenga que ver con hablar de ETA y de lo ocurrido hace no demasiado tiempo en Euskadi. “Este era un tema que a mí me removía un poco. Me daba un poco de pereza, al principio, hablar de este tema, que sí es cierto que lo he vivido bastante de cerca. Viví los 80 y los 90 en Euskadi y la verdad es que tengo visiones por ambos lados. Es algo que está muy enquistado y no me apetecía demasiado hablar de ello, como digo me daba un poco de pereza al principio. Pero la verdad es que, cuando empecé a leer los guiones y vi cómo se quería tratar, empecé a darme cuenta de que quizá sí era necesario”, nos comentaba, haciendo un importante hincapié en que la serie no se posiciona en ningún momento. “No se posiciona, por supuesto, pero sí da un poco de luz a la hora de saber o de entender cómo empezó esa locura, de dónde venía todo, y porque, al fin y al cabo, se convierte en un thriller apasionante. Que, además, es historia de España y es interesante conocerla. A mí me gustó mucho cómo estaba escrito. Y, ahora que he visto los capítulos, me parece que está muy fino. Creo que es apasionante cómo se cuenta”.

La satisfacción por el trabajo bien realizado, no sólo a nivel personal, sino también a nivel de equipo, se respira en las palabras de un Asier que se muestra orgulloso de lo que han construido juntos y emocionado por haber formado parte de este proyecto. Un proyecto que le llegó casi por casualidad y en el que estuvo a punto de no participar, puesto que cuando recibió la prueba estaba en plena gira. Sin embargo, su admiración por Mariano Barroso, con el que estaba deseando trabajar, terminó por inclinar la balanza. “Sobre todo, lo que me hizo querer formar parte del proyecto era trabajar con Mariano, y se lo dije. Es lo que me hacía ilusión, porque me ha gustado mucho siempre todo lo que ha hecho, y luego conociéndole me cayó estupendamente. De verdad, me gusta mucho todo lo que hace. Además, se lo dije. Si hago esto, más que por el tema, es por trabajar contigo”.

El maravilloso guion de Alejandro Hernández y Michel Gaztambide hizo el resto, enamorando por completo al bueno de Asier Etxeandía, como leemos unos párrafos más arriba. Un enamoramiento que se extiende a su personaje, el Inglés, del que habla como “un personaje apasionante”. Para documentarse y construirlo, el actor asegura que estuvo volviéndose “loco con documentales, con vídeos de YouTube, buscando nombres, cuáles eran los enlaces…” y, lo que es más importante regresó a casa a rodar. “Y ya es una buena inspiración”, asegura. Porque no sólo regresó físicamente a Euskadi para rodar, sino que recogió mucho de lo ya conocido por él para la propia construcción de su personaje, un proceso en el que, tal y como nos comentó Mariano Barroso, el director deja mucho espacio para los actores.

“A nivel físico y, digamos, en la forma, conozco muy bien este tipo de personas. Es un vasco muy perteneciente a un movimiento, de una época que tiene que ver con los 70 y los 80, que también está muy cercano a lo que es lo católico. Tiene este tufillo a carilla de la época. Pero también, como erudito, muy condescendiente y una mezcla entre alguien muy paternal, pero también muy soberano. Alguien que sabe que está en disposición de la razón, de la verdad. La verdad es que tenía varios profesores en jesuitas, curas, que además eran bastante abertzales en ese sentido… Porque la Iglesia católica en Euskadi siempre ha estado muy cerca de la búsqueda de la autodeterminación y ha habido un movimiento muy fuerte siempre, y la propia serie lo cuenta. Mi personaje no es un cura, pero había algo en la forma paternalista y dura, que me ayudaba a la hora de crearlo”.

'La línea invisible'

Hablando de su personaje, que en la serie aparece como uno de los fundadores de ETA, preguntamos a Asier Etxeandía quién es para él el Inglés. Detrás de la mística que pueda rodear a su figura, bajando a la base y entrando en su interior, quién es su personaje. Y el actor nos habló de que representa a esa “cabeza visible que tenía, digamos, cierto rango y ciertas posiciones sociales y económicas, que se supone que vivía en Iparralde y que desde allí tenía los contactos para conseguir el dinero que hacía que se movieran los hilos”. Era, según sus palabras y tal y como vemos reflejado en ‘La línea invisible’, el que lo hacía posible todo. Pero sin entrar a la acción. “El tipo, tal y como yo lo he trabajado, es un tío con bastante carisma, pero bastante peligroso a la vez. Un gran conseguidor, un tío muy inteligente y con un alto nivel de compromiso con su causa y con lo que cree. Pero también es un pijo, un gran pijo. Un  erudito que lo que hace es utilizar todas sus armas para conseguir que otros se manchen las manos”, señalaba Asier. 

Después de ver los cinco primeros episodios de la serie, y recogiendo las declaraciones del actor y hablando ahora a título personal, creo que uno de los principales puntos fuertes de ‘La línea invisible’ es que en ella aparecen todos los puntos de vista posibles. Aparecen reflejadas todas las realidades, sin que se emita un juicio. Vemos al Inglés y conocemos sus motivaciones, pero también ocurre lo mismo con Txabi. Es el espectador el que tiene que sacar conclusiones de todo. Preguntándole acerca de este espacio dejado para el espectador, Asier nos comentaba lo siguiente: “efectivamente, la serie solamente cuenta una historia. No se posiciona. Lo que me gustaría es que el público también pudiera colocarse ahí, en ver lo complejo que es un suceso así. Y que se diera cuenta de los errores cometidos por ambos bandos. No por justificar lo que ocurrió, porque nunca es justificable sobre todo a los niveles a los que llegó, pero sí que puedan entender de dónde venía todo. Y que aclare un poco, desde el tiempo que ha pasado, aunque siga habiendo mucho dolor… Que por lo menos ayude a perdonar. De un lado y de otro. Sobre todo perdonar, porque creo que es importante. Y que descubramos lo estúpidos que somos a veces todos”. 

“Yo estuve muy cerca de todo lo que ocurrió. Cualquier vasco estuvo muy cerca de todo lo que ocurrió”, señalaba el intérprete, “y creo que es bueno hablar de esto, aunque todavía levante heridas y habrá gente que se sienta molesta… Porque seguramente esta serie va a llamar al debate, cosa que no es mala, ya que creo que hablando se entiende la gente y descubriendo los errores que cometieron cada uno, lo que hace que la historia no se repita. Conocer la historia es necesario para saber dónde se fue todo de las manos, en ambos lados, las atrocidades que ocurrieron, para que no vuelvan a ocurrir. Pero, sobre todo, es apasionante ver que algo tan desmedido ocurrió hace tan poco. Creo que también forma parte de la cultura eso, informar a la gente y emocionar, conmoverla para que no vuelva a ocurrir”. 

Por último, y recogiendo toda esa emoción y satisfacción que señalaba en el comienzo del artículo, Asier Etxeandía quiso recalcar que ha quedado completamente fascinado por el plantel de actores y actrices jóvenes de la serie, de quienes destaca su talento y su compromiso. “Vamos mejorando, el universo mejor en todos los sentidos. Incluso en las profesiones, cada generación es mejor que al anterior”, a lo que añadió que “trabajar con Mariano Barroso ha sido muy bonito”

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Sebastián Yatra y Ricky Martin unen fuerzas y presentan “Falta Amor”

Previous article

Hablamos con Cepeda de Gentleman

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Destacados