Nuestra recomendación del día se tiñe de nostalgia. ‘Fringe’ fue de esas historias que tampoco llegan con un marketing excesivo. De las que entran en programación sabiendo que tienen un producto de calidad, pero sin saturar al espectador con previsiones que se pueden ir al garete rápidamente. Olivia Dunham (Anna Torv), Peter Bishop (Joshua Jackson) y Walter Bishop (John Noble) nos dieron de lleno. Además, en los primeros minutos. Sin tener que esperar a ese final del primer episodio.

Ciencia ficción tipo procedimental, pero con una gran trama central. Sería su mejor descripción. Un lugar donde abordar los casos más extraños pero con un eje que nos va removiendo capítulo a capítulo. Cuando aun ese veían las series semana tras semana. Y en ‘Fringe’ eran expertos en dejarte, en el último segundo, un cliffhanger para la próxima vez. ¿Cómo no iba a engancharte eso?

Olivia Dunham y Peter Bishop fueron la pareja perfecta. Con las sombras justas para equilibrar el dolor de cada uno. Nunca un desarrollo de una relación dolió tanto y se disfrutó aun más. Con una química bestial y una forma de engalanar la pantalla inolvidable. Para mí, un casting irrepetible.



Walter Bishop, uno de los mejores personajes de la historia

No sé que relación de Walter Bishop me gustó más. Si la que tenía con su adorada vaca o con su aclamada Astrid Farnsworth (Jasika Nicole). La entrada del personaje, su contexto, su desarrollo…todo estaba tan bien pensado y tan bien mascando que fue una auténtica delicia ver cada una de sus apariciones en pantalla. Aquellas lecciones y el aprendizaje que nos dejo por el camino. Lo que creíamos que era la vida y lo que, posteriormente, entendimos que era.

Un personaje que era la suma sin ningún tipo de resta. Siempre en el momento indicado. Hasta cuando erraba. Todo medido y calculado. Entendiendo en qué momento había que exponerlo en exceso y cuando no.


No voy a decir mucho más. No quiero desvelar nada de la historia. Sólo que, aquellos que no tenéis idea de qué va esto, pilléis ese primer capítulo. Lo devoréis y sigáis hasta el final. Porque nada volverá a ser como antes.

Crítica: ‘Vernon Subutex’ es una inesperada serie adictiva

Previous article

Reseña de ‘La cárcel’, de Alicia G. García

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Lunes