DestacadosRecapitulamos (Series)Series

Rescatando ‘Outlander’ – 1×01: bienvenidos, Sassenachs

Claire en 'Outlander'
0

Por dónde empezar. Hemos vivido tantas cosas desde aquel primer episodio de ‘Outlander’ que siento que se me acumulan las palabras, las emociones y las reflexiones. Me cuesta decidirme por el comienzo adecuado, pero supongo que puedo empezar como lo hicieron desde la propia ficción. Dándoos a todos la bienvenida, sassenachs. Bienvenidos a un nuevo y fascinante mundo que no tiene fin.

‘Outlander’ comienza con el final de la guerra. Comienza con Claire (Caitriona Balfe) tratando de reencontrarse consigo misma, con su marido y con un mundo que ha cambiado. Comienza con la voz de Caitriona Balfe, que nos sigue acompañado durante todo el camino. Una voz reconocible, fuerte y sensible, que (ella sí) encuentra las palabras adecuadas para cada ocasión. Por eso sus narraciones, quizá especialmente en este primer episodio, tienen la capacidad de llevarnos exactamente donde quieren. A Escocia primero, a otros nuevos mundos después.

La magia de este primer capítulo radica precisamente en la fuerza que tiene ‘Outlander’ para crear un universo alternativo que te envuelve y te atrapa y no te suelta. No se necesitan más que unos primeros minutos para comprender el tono de la serie, los colores y hasta las gaitas. Vinieron muchos y muy buenos después de este, pero ‘Sassenach’, porque no podía llamarse de otra manera, es único.


Claire en 'Outlander'
Donde todo empieza

La guerra ha terminado. Claire y Frank Randall (Tobias Menzies) han pasado cinco años separados, cada uno librando su propia batalla para ganar la que es de todos. Cuando vuelven a encontrarse, son personas diferentes que tienen que aprender a convivir, a comprenderse y a quererse de nuevo. En parte por esta razón y en parte por la nueva obsesión de Frank, trazar su árbol genealógico, preparan una segunda luna de miel en la que tienen previsto recorrer Escocia. Así es como terminan en los alrededores de Inverness, capital de las Tierras Altas, hogar de clanes, leyendas y seres sobrenaturales.

También desde el primer momento sientes que en ‘Outlander’ puede suceder cualquier cosa. Porque el clima presentado, con las virtudes que la propia Escocia ofrece sin pedir nada a cambio, es de los que invitan a creer en brujas e historias mágicas. Se tiende pronto un lazo de unión con el pasado, a través del deseo mencionado de Frank de conocer a sus antepasados.

Pero también de otros detalles, como los tonos apagados de las imágenes que nos trasladan a las cintas de película antiguas o el empleo de la lengua gaélica, por entonces ya condenada a la práctica extinción (en la actualidad y lamentablemente, la hablan menos de un 2% de escoceses). Conocemos detalles de la historia de este maravilloso país, un poco de su folklore y de sus creencias, que se remontan a siglos en el tiempo. Claire, nuestra protagonista, abraza estas particularidades, a pesar de que también desde el principio es presentada como una mujer adelantada a su tiempo. Algún día hablaré del bello personaje que es.

Este primer episodio, por cierto, se centra mucho en la figura de Frank. Conocemos su historia y el estado torturado de su alma tras la guerra; sabemos que ama a su mujer y que también ansía recuperar lo que un día tuvieron, aunque no sepa cómo acercarse con acierto a ella. Viendo este primer episodio (por tercera o cuarta vez) con conocimiento de la historia completa, puedo seguir diciendo que siento lástima y ternura por las miradas de fascinación y orgullo que Frank le dedica a Claire. Como para no ser así, claro.


Claire en 'Outlander'
Pues eso

También siento mucha lástima con la última sonrisa que ella le dedica a él. En esa sonrisa habitaba una intención sincera de recuperarse el uno al otro. Pero, en fin, quién soy yo para cambiar la historia.


Claire y Frank - 'Outlander'

¿Voy a conocer a un forastero alto y moreno y haré un viaje por el mar?”, le pregunta Claire con ironía a la improvisada bruja que se encarga de leer su mano mientras Frank indaga en su pasado. Es más bien tirando a pelirrojo, Claire, pero no ibas mal encaminada. El viaje en el tiempo que vivimos minutos más tarde nos es adelantado en esta lectura de mano que a uno le pone un poco los pelos de punta, y que sirve para reivindicar además el buen trabajo que los personajes secundarios han hecho siempre en esta serie.

Pero si queremos encontrar un momento escalofriante y vibrante nos llega poco después, en una noche de tormenta, con un fantasma, con una sombra, con una presencia frente a la ventana de Claire. Frank, celoso y preocupado a partes iguales, trata de pedirle explicaciones a algo que se desvanece, que no está, porque estuvo antes, pero también estará después, como si existiera en todos los momentos de la historia.


'Outlander' 1x01
El fantasma en una noche de tormenta, y el pobre Frank

Cuando Claire asiste, junto a Frank, a uno de los rituales llevados a cabo por las mujeres sensibles a la magia del lugar, volvemos a comprender que pese a ser una mujer de creencias y principios modernos es también una persona tolerante y abierta a aceptar que en otro tiempo fueron otras fuerzas las que movieron el mundo. Y esto explica todo lo demás, lo que vendrá después.


'Outlander' 1x01
“Era una observadora no bienvenida ante algo antiguo y poderoso”, reflexiona Claire

Salvo que sí era bienvenida. En ese mismo lugar se sucede el acontecimiento que marca la historia para siempre. Claire, envuelta en un hechizo, posa su mano sobre una de las piedras que componen el círculo de Craigh na Dun. Y la magia del lugar, ese algo antiguo y poderoso, las creencias, las mujeres y su propia sensibilidad le llevan a través del tiempo. Hasta 1743, concretamente. Este viaje en el tiempo está perfectamente presentado y descrito, y como todo lo demás te envuelve sin esfuerzo. Es curioso cómo es entonces, cuando nos trasladamos a mediados del siglo XVIII, cuando cambiamos los tonos apagados y oscuros por una claridad casi deslumbrante, por colores intensos. Dejamos atrás lo nuevo, que es lo viejo, y nos sumergimos en el pasado, que en realidad es el futuro. Chapó, ‘Outlander’.

Chapó que las gaitas nos acompañen en la primera aventura de Claire en su nueva vida; una persecución divertida y emocionante que nos traslada pisada tras pisada a la Escocia de antes. Chapó que Claire, en su primer encuentro con Black Jack Randall, sepa reconocer que no es su marido con una simple mirada. Y chapó que no sea Jamie (Sam Heughan) quien la rescate en su primer contratiempo, porque con esto nos dejan claro desde el principio que esta no es una historia de príncipes rescatando a princesas. De hecho, el primer acto heroico entre ellos se sucede al revés: es Claire quien tiene que curar a Jamie, que confía de inmediato en ella. Un hombre adelantado a su tiempo.

Hay una imagen de Jamie que me gustaría dejar a continuación para ilustrar la primera impresión que tuve de este hombre adelantado a su tiempo:


Jamie Fraser en 'Outlander'
Pues eso

Con la aparición de Jamie Fraser, Dougal MacKenzie y compañía terminamos de retroceder en el tiempo para avanzar en el futuro y descubrir la que será la nueva vida de Claire. El gaélico ya no lo hablan unos pocos: lo hablan todos. Y es fantástico, y envolvente, y muy apropiado, porque así eran las cosas. Es una presentación larga la de este clan al que Claire se une a la fuerza, y en el que no tarda en hacerse un hueco. Este clan está en guerra contra los ingleses, que pretendieron dominar una tierra indomable habitada por personas indomables, fieles y leales a su forma de vida y a unas creencias que años más tarde, o minutos antes, Claire contemplaba con fascinación. Quedan tres años para la batalla de Culloden. De todo esto, siempre con ‘Outlander’ como punto de partida, también vamos a hablar mucho.

Con respecto a nuestros protagonistas, para el final de este primer episodio ya sabemos que Claire es decidida, directa, resuelta y que tiene confianza en sí misma, y que su vocación es ayudar a los demás, viva en el siglo en el que viva. Y para el final de este primer episodio, Jamie, indomable, testarudo y afable, ya le ha tendido la mano a Claire y le ha llamado sassenach por primera vez.

Ah, la magia de los comienzos. La magia de ‘Outlander’.


Jamie y Claire en 'Outlander'
Y estos dos podrían ganar cualquier concurso a Mejor Pareja De La Historia

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

F1: Los 5 nombres del GP de Eifel

Previous article

Crítica de ‘Helvética’: el thriller geopolítico definitivo

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up