‘Life Unexpected’ es una recomendación que se ha hecho esperar. Puede que por el momento en el que llegó a mi vida o por aquello que me dio. Hay historias que llegan en el momento preciso. De esas a las que recurres cuando solo necesitas ver una historia bonita y bien contada. Esa típica que te abraza lentamente y te ayuda a reconciliarte con la vida. De las que se disfrutan minuto a minuto, con ganas de seguir viendo el crecimiento de los personajes durante un centenar de años más.

‘Life Unexpected’ habla de las malas decisiones que tomamos en algún momento de nuestro camino. Las mismas que de pronto se plantan frente a nuestra cara para echar cuentas. Lux Cassidy, Cate Cassidy y Nathaniel Bazile son esos tres personajes imperfectos que te llevarán a recorrer una vida cotidiana pero desde un punto más honesto.

Lux es una adolescente de 16 años que lleva toda su vida dentro del sistema o en casas de acogida. Hasta que toma la decisión de buscar a sus padres biológicos para poder emanciparse y vivir con un par de amigos más en la misma situación. Todo parece estar controlado. Todo parece sencillo. Solo un par de firmas rápidas, sin ningún tipo de atadura emocional entre medias, y una nueva vida por delante. Lo que no espera Lux es que su padre sea un adulto que sigue viviendo en la adolescencia. Y mucho menos una madre, estrella de la radio, con un excesivo miedo al compromiso. Y, por supuesto, todo se complica antes de lo previsto.



¿Qué es lo que vamos a ver?

En pantalla vemos a una adolescente que se comporta fuera de los estereotipos habituales. Con problemas reales. Con una situación diaria imposible de sustentar. Una madurez que no queda impostada. Y a unos padres biológicos a los que todo les viene grande. Los tres se convierten en una mezcla explosiva de sensaciones y emociones. Donde todos se necesitan y ninguno lo quiere reconocer. Tropezarse les da la oportunidad de mirarse en el espejo y señalar aquello que les ha impedido ser felices hasta el momento. Y esto último sucede de una forma escrupulosamente cuidada. Donde, en ningún momento, se pierde ni el sentido ni la forma.

‘Life Unexpected’ saluda al corazón, se sienta a su lado y lo achucha durante sus 26 capítulos. En su momento me parecieron excesivamente cortos. Con el paso de los años he aprendido a valorarlos. A entender que hay historias que se quedan en tu recuerdo porque te ofrecieron esa dosis justa para echarlas siempre de menos.

La vida no es lo que soñamos

Con Lux nos vamos a tropezar con esas historias que no nos gustan ver. Porque nos hacen sentir incómodos. No nos gusta ver cómo funciona el sistema. Porque descubrimos que la vida no es lo que soñamos. Se queda muy lejos de todo eso.

Lux ha tenido una vida de mierda. Tal cual. Con familias de acogida que le han destrozado la existencia. En sus 16 años ha vivido mucha más miseria que sus dos padres juntos. Y en la búsqueda del perdón, veremos cada una de las aristas. Veremos qué ha dolido más y qué ha sido, de momento, imperdonable.



Cate y Bazi, unos padres que te romperán por dentro

En esta serie hablamos de lo humano. De los errores que cometemos sin darnos cuenta. Del daño que hacemos al de enfrente sin ser conscientes. De lo mucho que a ratos abrazamos nuestro ego, dejando las necesidades del otro a un lado. Y Cate y Bazi nos llevan entre sonrisas y alguna que otra lágrima por un camino de crecimiento y aprendizaje. Paso a paso, descubriendo quiénes son, en qué momento no supieron escuchar a su voz interior y contando, conscientemente, el número exacto de miedos.

Con Cate te romperás en esa escena en la que descubre el auténtico y verdadero dolor de su hija.

Con Bazi comprenderás que, a veces, somos lo que somos porque no hemos querido ser lo que nos han exigido.

Britt Robertson, todo un descubrimiento

Britt Robertson era lo que necesitaba descubrir. En ese momento preciso. Una actriz que consigue desde el primer minuto, que sale en pantalla, arrastrarte junto al personaje. Te explica de forma perfecta el dolor de Lux. El sentimiento de abandono y la ira contenida. Juega contigo al perdón y a la imposibilidad de seguir adelante. Maneja como nadie las emociones.

Su expresividad siempre te dice mucho más que el propio guión. Britt consigue hacer cómplice al espectador. Y aunque parezca fácil no lo es. No es tan sencillo. Ni tampoco que arrastre a la cámara como lo hace. Es de esas actrices que tienen una singular relación con la pantalla. Hay una química bestial.

Desde aquí ha seguido haciendo personajes complicados y dispares. Alejándose de lo ya realizado. Algunas historias un poco más acertadas que otras pero todas ellas trabajadas desde la profesionalidad que siempre ha mostrado. Y dando ese do de pecho de siempre. Aportando al personaje su ‘yo’ más especial.


Siempre volveré a ‘Life Unexpected’ cuando necesite perdonarme y reconciliarme con los sinsabores de la vida.

Noticias seriéfilas de la semana: ‘The Boys’, ‘Merlí’, ‘Jaguar’ y otros muchos “primeros vistazos”

Previous article

Reseña de ‘Cómo casarse en Santa Manuela’, de Sylvia Herrero

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Lunes