DestacadosRecapitulamos (Series)Series

Rescatando ‘Outlander’ – 1×05: la recaudación

Outlander 1x05
0

¿Qué pasa en ‘Outlander’ – 1×05: la recaudación?
Claire (Caitriona Balfe) viaja junto a los miembros del clan MacKenzie, recaudando los impuestos anuales. Es un viaje incómodo, en el que se siente excluida, fuera de lugar. En el que observa comportamientos que no le gustan y que tiene que denunciar. Sobre todo, cuando cree descubrir que Dougal (Graham McTavish) está recaudando dos tributos: uno para Colum (Gary Lewis), y otro para sí mismo, aprovechándose además de las heridas de Jamie (Sam Heughan) para ello. Y se enfrenta, claro. Sin embargo, tras largas semanas viajando, Claire reconoce en los discursos de Dougal dos palabras que ya ha escuchado antes, y que le hacen comprender lo que realmente está haciendo Dougal: recaudar dinero en silencio para contribuir a la causa jacobita.
Dirigido por Brian Kelly. Escrito por Toni Graphia.


Este quinto episodio de la primera temporada de ‘Outlander’ entrañaba una complicación peliaguda. Nos hemos ido de viaje por las Tierras Altas (siendo así bendecidos con paisajes inmensos y nuevos colores), pero lo cierto es que no vivimos demasiadas aventuras. Recorremos una aldea tras otra, pasamos el día en ellas y escuchamos los discursos de Dougal (Graham McTavish) durante la noche. El procedimiento es siempre el mismo.

Los episodios de esta serie, de ‘Outlander’, no suelen llevar ritmos vertiginosos, pero la amplia gama de personajes y lo mucho que Claire (Caitriona Balfe) se mueve por los alrededores del Castillo Leoch, otorgando una importancia a cada escenario que recorre, consiguen que los primeros episodios sean endiabladamente entretenidos. Este quinto capítulo parece poner el punto muerto. No podían dejar de contarnos este proceso rutinario, porque tenemos que comprender cómo se hacía, cómo se vivía, pero corrían el riesgo de construir un episodio carente de emoción. Ni siquiera vemos demasiado de esos paisajes.

Y, sin embargo, este quinto episodio de pausa es un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. Cada aldea que recorremos nos parece igual que la anterior, pero en cada una de ellas se nos expone un tema que afecta a Claire, al clan o a los highlanders. Todos los discursos de Dougal nos parecen iguales, más aun porque Claire cree descubrir pronto el motivo de esos discursos, pero solo está creando en nosotros una falsa sensación de seguridad que estalla de pronto, y que por ello tiene gran valor. Cada enfrentamiento de Claire, cada duda, cada gota de sudor derramada por la rabia… Se repiten, se repiten muchas veces, actuando del mismo modo que los discursos de Dougal.

Pero cuando se rompe este bucle, la satisfacción es inmensa. Así, sin ser un episodio en principio emocionante, disfrutamos de una hora plagada de detalles que nos hacen avanzar, y conocemos la historia que a partir de este momento lo condicionará todo.


Outlander 1x05

La historia que lo condicionará todo

En este capítulo, como digo, Claire se marcha de viaje junto al clan MacKenzie. Su objetivo es recaudar los impuestos anuales por las tierras del clan, pero pronto descubre que Dougal tiene otras intenciones. Cada noche, reúne a un puñado de hombres y mujeres en una taberna, una casa, un espacio cerrado. Y empieza a hablar en gaélico. Claire no entiende lo que dice, pero nosotros distinguimos la palabra que nos ha acompañado desde el principio: sassenach. En realidad, sasannaich, que es el plural.

Deducimos sin esfuerzo que habla de los ingleses, y, cuando rasga la camisa de Jamie (Sam Heughan) para que todo el mundo vea las cicatrices de su espalda, sospechamos que quiere aprovecharse del terror que causan. Los hombres y las mujeres se levantan y depositan dinero. Ned Goman (Bill Paterson), el amable, educado y simpático abogado del clan, guarda este dinero en una bolsa diferente a la de los aburridos impuestos anuales.

Claire, que es una mujer inteligente, pero que también tiene algún que otro prejuicio con esa gente, decide en seguida que Dougal está robando a sus hermanos del clan, ocultándoselo además a su hermano de sangre. Se enfrenta a él, claro, porque si Claire no se enfrenta por aquello en lo que cree entonces no sería Claire. Y aunque sospechamos que Dougal reaccionará de forma violenta, lo cierto es que su expresión dista mucho de la rabia. Parece, más bien, apenado. Quizá en un primer visionado viera en esa expresión vergüenza por ser descubierto, pero no. No le importa, de pronto, que le llamen ladrón. De pronto, no le importa que le insulten. No dice nada y se marcha, y la pena se va detrás.

Claire decide que, dado que no se ha defendido, es cierto, así que los acusa a todos de ladrones y se distancia aún más de todos ellos. Su opinión de ese grupo de hombres termina por descender hasta los infiernos, y no quiere saber nada de ellos hasta el punto de rechazar su comida.

Otros detalles favorecen este rechazo por parte de Claire. En la primera de las aldeas, mientras los hombres hacen sus cosas, Claire escucha unas voces de mujeres cantando y se acerca hasta ellas. Están abatanando lana (con orina caliente, uf), cantando sus propias canciones en gaélico, en un espacio propio. Claire se une a ellas, y aunque hay desconfianza al principio, porque es una sassenach, terminan por compartir confidencias y risas. Hasta el punto de que Claire se anima a preguntarles por Craigh Na Dun, el lugar de las hadas, según las mujeres de la aldea.


Outlander 10x5

Pero Angus (Stephen Walters) llega de pronto, interrumpe su reunión y se la lleva de mala manera. Y así con todo, y así con todos. Los miembros del clan quieren a Claire cerca por sus artes como curandera, pero no la quieren cerca como persona porque desconfían de ella, porque tiene demasiado carácter y porque, maldita sea, es una sassenach.

En este ambiente nos movemos cuando, en lo que parecía ser una noche como otra cualquiera, Claire descubre La Historia Que Lo Condicionará Todo. Escuchando a Dougal, con la monotonía de siempre, reconoce de pronto una expresión que ya ha escuchado antes. Guma fada beò Stiùbhart, dice Dougal, que viene a significar “larga vida a los Estuardo” (de nada por las clases de gaélico).

Viajamos entonces en el tiempo, hasta el futuro histórico que es el pasado de Claire. En este pasado, Claire se ve a sí misma repasando la historia de Escocia junto a Frank (Tobias Menzies). Recuerda la figura de los Estuardo, la rebelión jacobita, cómo las Tierras Altas se unieron para derrocar a los ingleses del trono y expulsarlos de sus tierras. Así que Claire lo entiende. Dougal no está robando. No está sacando beneficio del miedo de su gente. Su causa es una causa política. Quiere que su país esté gobernado por un rey legítimo, que todos sientan como tal.

Y aunque esa misma noche Jamie se enfrenta a Dougal, porque le duele, le avergüenza, le paraliza, que use sus cicatrices como lo está haciendo, no rechaza la causa. “Queremos a nuestro rey de vuelta”, le dice Dougal durante la discusión, que (por supuesto) Claire escucha. Una vez Dougal se ha marchado, Claire va en busca de Jamie, como tantas veces antes ha ido Jamie en busca de Claire cuando necesita apoyo. Ella promueve que él hable de lo que siente, pero al final lo único que puede decir es que un hombre tiene que saber elegir las causas por las que merece luchar. En este caso, su país, su tierra, su gente.

A la mañana siguiente, en una de las escenas más conmovedoras de la temporada, Claire mira a esos hombres y no los ve de la misma manera. Ya no son criminales, dice, son rebeldes. Son hombres que luchan por lo ya dicho: su país, su tierra, su gente. Entonces se presenta un gran conflicto ante Claire: ¿cómo decirles que perderán esa causa? ¿Cómo decirles que no merece la pena luchar, que morirán, que las Tierras Altas serán arrasadas, que los gaélicos serán expulsados? Cómo decirles todo esto, se pregunta Claire, a esos hombres apasionados que luchan y respiran por una bandera azul y blanca. Una servidora, ahí, al borde de las lágrimas.


Outlander 1x05
No nos queda más remedio que llorar

Pero es que todo esto supone, además, el punto de inflexión de esta primera temporada de ‘Outlander’. Porque Claire ya no solo está en el pasado perdida, atrapada, un poco a verlas venir. Ahora, después de esta revelación, después de encontrarse con hombres que no son criminales sino amantes de su tierra, puede sentir la necesidad de salvarlos. Y se presenta también una dificultad: cómo asegurarles que perderán sin hacerles ver que es una forastera que llega de un tiempo futuro. Aquí, en este quinto episodio de la primera temporada, con su calma, su pausa, sus repeticiones, ‘Outlander’ explota.

Claire ha visto cómo viven los clanes. Ha visto violencia y ha visto injusticias, pero también ha visto amor, cariño, lealtad, honor y una comunidad que funciona como un solo ente. Y ha visto el amor que sienten por su tierra. Un amor que les llevará directamente, si nadie se lo impide, hasta Culloden, donde lo gaélico comenzó a morir. Donde todos esos hombres comenzaron a morir, con sus familias, su idioma, sus tradiciones, su cultura. El fin de los clanes, nos dice Frank en un nuevo flashback. Una servidora llora, llora mucho. Y Claire, lo vemos, se encuentra en medio del conflicto. Quiere regresar por encima de todo a su propia tierra, a su tiempo, junto a su marido, pero no quiere dejar que esos hombres, con todos sus defectos, mueran defendiendo una causa justa.

A medida que estos prejuicios caen, además, Claire se siente más cómoda entre ellos. Esos hombres tienen modales intolerables y son bruscos, a veces violentos, unos bárbaros, pero a su manera se preocupan, la protegen. Que lo veamos en Jamie no nos sorprende, porque Jamie lleva pendiente de Claire desde el primer segundo en que se cruzan. Por eso no nos sorprende, aunque obviamente sigue conquistándonos, que quiera dormir en la puerta de su habitación para impedir que hombres que no la conocen quieran propasarse con la mujer inglesa. Alucinamos, pero no nos sorprende.

No nos sorprende en Jamie, pero cuando Angus se levanta en una taberna y se da de puñetazos con otros hombres escoceses para defender el honor de Claire, cuando todos, desde Murtagh (Duncan Lacroix) hasta Dougal actúan del mismo modo sin dudar ni un segundo, nos sorprende un poco. Nos gusta. Y nos hace pensar que Claire ya forma parte de la familia. Hasta empieza a bromear con ellos.


Outlander 1x05

Por eso este capítulo es tan importante: porque algunos prejuicios caen, y un respeto diferente empieza a crecer, y porque Claire puede tener algo que hacer en ese pasado, no solo huir. No solo abandonarlo. Esto lo tenemos que ver y asimilar poco a poco, sin prisa. Para que así cuando lleguemos al último segundo del episodio, cuando veamos como unos ingleses casacas rojas le preguntan a Claire si está retenida con esos hombres escoceses en contra de su voluntad, contengamos el aliento sin saber qué va a decir. Sin saber qué va a pasar. Lo sabremos en el próximo capítulo de ‘Outlander’. Lo que queremos, precisamente, es ponernos otro.

Para terminar, cosas bonitas. En este episodio, Claire y Jamie se tocan las manos. Todo es muy inocente, muy “qué casualidad”, pero se miran y nosotros, si pudiéramos, nos miraríamos entre todos, porque lo vemos también, lo comprendemos, lo sentimos, lo estamos viviendo. Está naciendo. Sigue creciendo.

1×01 – Outlander
1×02 – Outlander
1×03 – Outlander
1×04 – Outlander

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Reseña de ‘Yuigon’, de Rubén de la Cruz-Xenon

Previous article

Nil Moliner sorprende con ‘Calma’, un tema rompedor

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up