0

Anoche, Dani Fernández se subió al escenario de ‘Las Lunas del Egaleo’ en Leganés. Hay algo que la música en directo tiene que nada más lo puede suplir. En vivo puedes conocer la pasión que un artista tiene por la música. Puedes conocerlo mejor que nunca. Puedes ver sus referencias, sus gustos musicales y un aro de honestidad.

Dani Fernández nos ofreció un directo más íntimo. Mucho más él. Con un sonido contundente y su voz retumbando mejor que nunca. Con esa misma rabia y entrega de siempre. Consciente de esas nuevas limitaciones como artista y como público. Dando todo y agradeciendo siempre a un público que no se quedó en casa, apoyando la música en vivo.

Y es que la vuelta a los directos está siendo mucho más complicada y limitada de lo que cabría imaginar. La música siempre se reinventa. Es lo que vuelve a demostrar. Con unas medidas excepcionales de seguridad, resuena con más dolor y mucha mayor contención.

Dani volvió a demostrar que es carne de directo. De contacto, de tú a tú, con el público. De esa forma de comunicarse tan especial y que pocos la saben defender como él.

A continuación puedes ver las fotografías que nuestra compañera Ana Márkez pudo realizar durante ciertas partes de su actuación.


Concierto: Efecto Pasillo en Ayutthaya Festival

Previous article

The Rookie, lo mismo pero con Nathan Fillion

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.