DestacadosRecapitulamos (Series)Series

Rescatando ‘Outlander’ – 1×07: la boda

Outlander 1x07
0

¿Qué pasa en ‘Outlander’ – 1×07: la boda?
Claire (Caitriona Balfe) y Jamie (Sam Heughan) se han casado. En su noche de bodas, además de tener un primer encuentro sexual, y otros muchos encuentros sexuales posteriores, se conocen mejor, se comprenden mejor y se miran a los ojos por primera vez como marido y mujer.
Dirigido por Anna Foerster. Escrito por Anne Kenney.


Este séptimo capítulo de ‘Outlander‘ se llama ‘La boda’ y, desde luego, el título tiene todo el sentido del mundo. Pero casi que yo lo hubiera llamado ‘La habitación’, porque lo que de verdad importa sucede entre esas cuatro paredes y no en la iglesia. Esas cuatro paredes son testigos no solo del primer encuentro sexual entre ambos, un pilar sobre el que, desde el principio, se asienta su relación.

También son testigos de la necesidad mutua de conocerse, al principio porque, en fin, son marido y mujer; después porque les gusta conocerse, y nada más. Son testigos de cómo Jamie (Sam Heughan) no se molesta en fingir indiferencia ante Claire; son testigos de cómo parece aceptar con cada mirada que se está enamorando de ella. Y son estas paredes las primeras testigos de la concesión de Claire (Caitriona Balfe): tal vez no quiera estar allí, tal vez piense en su (primer) marido, tal vez quiera escapar a su época, pero también, sin tal vez de por medio, hay una parte importante de sí misma que mira a Jamie a los ojos y se siente bien.

Del mismo modo, por cierto, que reconocía el buen hacer de Ira Steven Behr en el anterior episodio de ‘Outlander’, no puedo hacer otra cosa que destacar el buen hacer de las dos mujeres, directora y guionista, encargadas de este episodio. Se nota que ellas, dos mujeres, Anna Foerster y Anne Kenney, son las que están al frente.


Outlander 1x07

Este capítulo se desarrolla entre lo que sucede en esa habitación y los diferentes flashbacks que nos trasladan al pasado. La primera imagen del séptimo episodio de ‘Outlander’, de hecho, tiene que ver con Claire y Frank (Tobias Menzies). Vemos a la pareja en el día de su boda. Estaban ilusionados. Sonreían. Se querían. Se decían, sin decirse, que se querían, y que estaban dispuestos a pasar el resto de sus vidas al lado del otro. Entre ellos hay palabras, pero el beso en el día de la boda no llega entre Claire y Frank: llega entre Claire y Jamie. Desde ese flashback inicial nos trasladamos al presente, para descubrir que ya se han casado. Que Claire tiene otro marido.

Reconozco que siempre he pensado que es un poco de fan-fic el motivo por el que se casan; ya sabéis, el típico cliché de “ay, es que no nos quedan dos camas, sólo una cama de matrimonio, vais a tener que compartir”, y entonces pasan cosas. “Ay, es que la única manera de escapar del villano es que te cases con uno de nosotros y, ay, sólo nos queda Jamie”, un poco así. Pero, qué narices, a mí los fan-fics me encantan y estos clichés tienen todo mi dinero. Así que disfruto, quizá por cuarta o por quinta vez, de la realidad de que estos dos se están casando porque no queda otra.


Outlander 1x07

La Claire tranquila, sonriente y decidida al lado de Frank marca un enorme contraste frente a la Claire nerviosa ante Jamie; la Claire que no quiere hacerlo, que no se siente bien. Esa última es también la que se sienta en la cama esperando a Jamie, ya casados. Jamie se sienta a su lado, y quiere besarla, no porque no le quede otra: quiere besarla porque quiere besarla. Lo veo ahí, sentado, recatado, y pienso: Jamie, a lo mejor no te lo estás planteando, pero estás enamorado de Claire.

Claire, en cambio, solo quiere ganar tiempo. La mágico de esta relación, ya lo he comentado en más de una ocasión, es que desde el principio es evidente que hay una conexión entre ambos pero, sin embargo, se desarrolla despacio. Así que cuando llega el momento, cuando tiene que hacerlo porque no le queda otra, sabemos que se siente atrapada en esa época y que no quiere estar allí con nadie… Salvo con esa importante excepción que es Jamie. Quizá no tenga que querer, pero quiere. Porque el tiempo que dedica a conocerlo, antes de besarlo, es un tiempo que disfruta. Un tiempo en el que conoce al hombre encantador que ya sospechaba que era, educado, inteligente y amable, delicado y sensible. Por eso, cuando llega el momento, sabemos que Claire quiere hacerlo.


Claire y Jaime en Outlander 1x07

La forma en la que nos acercamos a su intimidad, todas las ocasiones en las que lo hacemos en este episodio, es fantástica. Su primer encuentro sexual nos transmite esa tensión sexual a través de las respiraciones de ambos, deseo en sus pausas y en sus tanteos, y un clima cálido en, precisamente, los colores cálidos de la habitación. ‘Outlander’ no peca de colores cálidos, pero este capítulo los tiene.

Jaime toca el corazón de Claire antes de posar su mano sobre cualquier otra parte de su cuerpo, y yo me derrito un poco por una razón: porque esta historia de amor está muy bien contada. En las páginas de Diana Gabaldon, y también en las imágenes que ‘Outlander’ ha encontrado para ella.

En cada uno de los tres encuentros sexuales que vemos en este episodio entendemos una cosa. El primero es solo un acercamiento que da buena cuenta de sus deseos, pero también de sus dudas. Porque sobre todo Claire tiene dudas. Muchas de ellas relacionadas con lo bien que se siente cuando Jamie la toca.

El segundo es deseo, y una confianza incipiente. También lo he dicho muchas veces, pero es fantástica la forma en la que confían el uno en el otro; tanto como para compartir entre ellos cosas que no comparten con los demás. Lo pienso también en este séptimo episodio: con la excepción de Murtagh (Duncan Lacroix), Claire es la persona en la que Jamie más confía. “Los hombres me han dicho esto”, le dice en una ocasión, pero las palabras que él cree son las que pronuncia ella.

Y ella ya sonríe, porque se rinde a lo evidente: que no puede querer, porque Frank, pero que quiere, por sí misma.


Claire y Jamie
Ni rastro de la Claire nerviosa

En este segundo encuentro, por cierto, tenemos una imagen preciosa. Los dos desnudos, frente a frente. Es muy significativa porque, de hecho, se están desnudando en todos los sentidos. Jamie admite lo que siente por ella, y Claire, entregándose como se entrega y, al final, buscándole como le busca, también lo está haciendo. Este segundo encuentro es mucho más sexual que el primero, y precisamente por eso también es más íntimo. Porque los dos se dejan llevar, sin prestar atención a nada que no sea lo que están sintiendo.

El tercer encuentro, el último, también nos dice un par de cosas. Que entre ellos existe una complicidad que se hace grande con el paso de los segundos, y que ‘Outlander’, como serie, jamás podría haber existido sin Caitriona Balfe y Sam Heughan.


Sam Heughan y Caitriona Balfe

Tres apuntes más. Es que tengo que hablar de Murtagh, lo siento. Aunque en este capítulo, la habitación, lo importante es lo que pasa en esa habitación, también vemos el antes (las condiciones de Jamie…) y el durante de la boda (narrada por Jamie…). Todo es precioso, pero, en este sentido, pensando en avanzar: es muy importante la escena entre Jamie y Murtagh. Porque la relación entre ambos es muy importante y empezamos a entenderlo. Murtagh conocía a la madre de Jamie, quería a la madre de Jamie, y cuando éste parece dudar de si su compromiso con Claire le haría sentir orgullosa, Murtagh le responde de la mejor manera. Hablando bien de su madre, y hablando bien de Claire, relacionándolas por lo mismo. Jamie sonríe, y yo le grito a Murtagh que le quiero y que siempre será mi favorito.


Murtagh y Jamie
*susurrando*: Murtagh, tha gaol agam ort, o algo así

Dougal (Graham McTavish) se preocupa por Claire. El problema es que también la desea, y que además es un hombre muy implicado consigo mismo y con los jacobitas. Así que en este capítulo vemos su deseo sincero de protegerla, protegiendo así esa misión jacobita que está llevando a cabo, y también su deseo y punto. Claire acaba de casarse con Jamie, pero le ofrece, por si acaso, un hueco en su cama. De lo más desagradable.


Dougal en 'Outlander' 1x07

Tercer apunte, y último. La última escena de este séptimo episodio de ‘Outlander’ es perfecta. La mañana después de la boda, todavía en la habitación, el anillo que une a Claire en matrimonio con Frank sale rodando. Queda encajado en un pequeño hueco entre la madera del suelo, mientras Claire lo mira en la distancia. El anillo está encajado, aprisionado, como lo está su matrimonio con Frank. Sin posibilidad de seguir rodando. Claire lleva puesto el anillo de Jamie, y también coge el de Frank. Se lo pone. Los mira. Es incapaz de dejar atrás el pasado, por eso lleva ese anillo consigo. Pero, en fin, también lleva el de Jaime. Porque quiere hacerlo.


Caitriona Balfe en 'Outlander' 1x07

1×01 – Outlander
1×02 – Outlander
1×03 – Outlander
1×04 – Outlander
1×05 – Outlander
1×06 – Outlander

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Crítica de ‘La madre del blues’: amarga e inolvidable

Previous article

‘Animales nocturnos’: el poder de la ficción

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up